Última hora

El duro retorno a la escuela tras el conflicto en Marawi

El duro retorno a la escuela tras el conflicto en Marawi
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

En mayo de 2017, el Gobierno de Filipinas lanzó una ofensiva contra grupos yihadistas afines al Estado Islámico (EI) que se habían apoderado de la ciudad de Marawi.

En la actualidad, más del 80% de los desplazados han regresado, pero 66.000 siguen viviendo en refugios o tiendas de campaña.

Marawi, la ciudad fantasma

En la actualidad, el antiguo barrio de Marawi sigue siendo una ciudad fantasma y todo Mindanao sigue bajo la ley marcial debido a los enfrentamientos períodicos en varias partes de la isla. Los grupos yihadistas afines al Estado Islámico se han debilitado, pero siguen activos. Su amenaza persiste no sólo como un viejo graffiti en las casas abandonadas de la "zona cero" de Marawi.

Entre las mezquitas carbonizadas y los edificios privados acribillados por las balas y la metralla, casi un tercio de las setenta escuelas de Marawi han sido dañadas o aplastadas.

De los 24.000 alumnos desplazados tras el asedio marawi, sólo unos pocos han reanudado sus clases con normalidad".

la escuela primaria de Angoyao

Para el 80% de los alumnos desplazados, la escolarización se lleva a cabo en casa. Pao Pao, de 13 años de edad, vivía en la zona cero, y ahora forma parte de un 20% de los niños desplazados que asisten regularmente, lo que le permite también superar el trauma de la guerra.

"Durante el asedio, las balas volaban por la casa, nos teníamos que echar al suelo mientras disparaban por todas partes. Tenía miedo porque no sabía cómo íbamos a escapar de todo eso", cuenta Pao Pa.

Casi 550 estudiantes desplazados internos han sido aceptados en la escuela primaria de Angoyao, en las afueras de Marawi. Es algo más de un tercio del total de las solicitudes

Casi la mitad de las compañeros de clase de Pao Pao Pao de sexto grado han sido desplazados como ella:

"Durante el conflicto, tenía miedo de salir de la escuela porque muchas eran bombardeadas. El colegio me da la oportunidad de aprender y mejorar".

Ayuda Humanitaria de la UE

La Escuela Angoyao forma parte de un proyecto de educación en situaciones de emergencia implementado por la ONG Save the Children para apoyar a los niños y niñas afectados por el conflicto en todo Mindanao. Mejorar el acceso a la educación es uno de los objetivos del proyecto, financiado por la Ayuda Humanitaria de la UE.

"Estamos proporcionando un espacio de aprendizaje temporal en cinco escuelas, básicamente para atender las necesidades de los propios estudiantes, de manera que puedan comenzar inmediatamente sus clases a pesar del conflicto que persiste en esa zona. Al mismo tiempo, hemos cubierto el cupo de profesores necesarios en diez escuelas", explica Mykiel Patcho, Save the Children Filipinas

Pao Pao vive en el Refugio Temporal de Boganga, que alberga a 3.500 personas. Su familia se ha estado mudando de un lugar a otro desde el comienzo del conflicto, pero tener la escuela cerca resultaba peligroso para ellos.

"La educación es muy importante porque es el único tesoro que podemos ofrecer a nuestros hijos, aunque no tengamos para comer lo suficiente, al menos...que ellos pueden ir a la escuela, clama Anidah, madre desplazada

Refugio temporal de Goganga

Esta familia de 10 miembros vive en este pequeño refugio, pero todavía hay más de 50.000 desplazados internos que siguen viviendo con parientes o en tiendas de campaña. Viajamos al otro lado de Marawi para ver el macro campamento de Sarimakok. Aquí las condiciones de vida son aún más duras y las limitaciones económicas obligan a las familias a pagar por la educación de sus hijos. Por eso la UE ha intervenido y es hoy casi el único donante de ayuda humanitaria en Mindanao.

"Arlyn, la UE está invirtiendo la mitad de su presupuesto humanitario en educación en situaciones de emergencia aquí en Mindanao. Por qué?

"El conflicto ha afectado a 120.000 niños y niñas. Están fuera del colegio o en riesgo de abandonarlo debido al conflicto y sus consecuencias. La prioridad de la UE es devolver a estos niños a la escuela y mantenerlos en ella, porque, como sabemos, si no van a la escuela, muchos sufrirán otro tipo de problemas como consecuencia", manifiesta Arlynn Aquino, Ayuda Humanitaria de la UE

Las escuelas de las zonas de conflicto siguen siendo refugios seguros contra el trabajo infantil, el matrimonio precoz y el reclutamiento.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.