Última hora
This content is not available in your region

El colectivo LGBT de México defiende el "Zapata gay" de Cháirez

euronews_icons_loading
El colectivo LGBT de México defiende el "Zapata gay" de Cháirez
Derechos de autor  AP Photo/Marco Ugarte   -   Marco Ugarte
Tamaño de texto Aa Aa

Zapata, como la revolución, es de todos los mexicanos... Lo han reclamado frente al Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México cientos de miembros y simpatizantes del colectivo LGBT tras la tormenta de insultos y agresiones que desató hace unos días la exhibición de un cuadro que muestra al líder revolucionario desnudo y afeminado.

AP Photo/Marco Ugarte
El artista Fabián Cháirez posa junto a cientos de activistas del colectivo LGBT delante del Palacio de Bellas Artes en Ciudad de MéxicoAP Photo/Marco UgarteMarco Ugarte

En el ojo del huracán, artista Fabián Cháirez explicaba el sentido de su obra:

"Mi lucha es por una causa social. Durante siete años he trabajado por el arte con propuestas que muestran con dignidad formas diversas de vivir fuera de las convenciones impuestas por la sociedad", afirmaba a las puertas del edificio en el que se exhibe su obra.

Pero su discurso no convence en absoluto ni a los descendientes del líder revolucionario ni a las organizaciones indígenas y campesinas, que lo consideran un insulto a su memoria:

"En el fondo hay una actitud de desprecio hacia los campesinos y hacia los indígenas. A eso responde esa campaña y hoy exhibición de obras que tienen al general Zapata en la máxima casa que tenemos para exponer las obras para recibir artistas", se quejaba Marco Antonio Ortiz Salas, líder de la coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC).

En un acuerdo con los responsables de la muestra, la familia de Zapata ha conseguido que junto al cuadro aparezca una nota que recoge su posición contraria a una obra que rompe con su imagen tradicional. En ella, Zapata aparece desnudo, con un sombrero charro rosa y zapatos de aguja con forma de revolver, galopando a lomos de un caballo blanco en plena erección.

Una imagen demasiado rompedora para varias organizaciones campesinas, algunos de cuyos miembros llegaron a entrar en el recinto del Palacio de Bellas Artes para exigir su retirada. En la protesta fueron agredidos varios miembros del colectivo LGBT que habían acudido para defender que siguiera formando parte de una exposición que conmemora los cien años del asesinato del líder revolucionario.