Última hora

Ucrania pide a España que actúe por los cánticos llamando "nazi" a Zozulya

Zozulya (izquierda) vestido con la camiseta del equipo nacional en una foto de archivo
Zozulya (izquierda) vestido con la camiseta del equipo nacional en una foto de archivo   -  
Derechos de autor
Philipe Huguen/ AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Ucrania ha denunciado un incidente "inaceptable" contra el futbolista ucraniano Roman Zozulya, delantero del club español de Albacete. Los seguidores de Rayo Vallecano lo llamaron "nazi" el domingo durante un partido de segunda división interrumpido y finalmente suspendido.

La Liga apoyó la decisión del árbitro. Es la primera vez que se suspende un partido por insultos de la afición en España, donde como en otros países es relativamente habitual escuchar cánticos racistas u homófobos durante los partidos.

La portavoz de la diplomacia ucraniana, Kateryna Zelenko, hizo un llamamiento a las autoridades españolas para que "reaccionen" ante estos "vergonzosos" e "infundados insultos" en un comunicado.

La embajada ucraniana en España ha denunciado una "provocación" en Facebook. Califica de "bochornosos y amenazantes" los cánticos de los Bukaneros, los seguidores del Rayo.

"Reiteramos que Román Zozulya es uno de los patriotas ucranianos que apoyan las Fuerzas Armadas de Ucrania en su lucha contra la agresión rusa, la ocupación de Crimea y en la guerra desencadenada por Rusia en Donbás".

"Solicitamos que las autoridades futbolísticas de España adopten las medidas concretas y contundentes" dice también la actualización de la Embajada en Facebook.

"Xenofobia, incitación al odio interétnico y al vandalismo brutal", añadió en Facebook el presidente de la Asociación Ucraniana de Fútbol, Andriy Pavelko.

El partido fue interrumpido por el árbitro en la primera parte, como parte de los ultras de Rayo Vallecano, el popular club de Madrid con una mayoría de seguidores de la izquierda antifascista, que gritó "Zozulya es un nazi" y "los fascistas fuera de Vallecas".

Los jugadores de Albacete se negaron a volver al campo después del descanso, en solidaridad con su compañero de equipo. El árbitro y la Liga Española de Fútbol decidieron finalmente suspender el partido.

Roman Zozulya, de 30 años, ya había sido atacado por algunos seguidores del Rayo Vallecano en 2017, acusándolo de tener vínculos con la extrema derecha, lo que el futbolista negó en una carta abierta a los aficionados del club. Las críticas impideron su fichaje por el club madrileño.

Por otra parte, Zozulya nunca ha ocultado haber hecho donaciones al ejército ucraniano que lucha desde 2014 contra los separatistas pro-rusos en el este de Ucrania, una guerra que ha matado a más de 13.000 personas.

En 2016 Zozulya incluso subastó la medalla recibida por su participación en una final de la Europa League en Ucrania y donó unos 8.000 dólares a una fundación de apoyo al ejército.

En 2015, publicó en Twitter una foto con una bufanda en la que aparecía Stepan Bandera, líder de los nacionalistas ucranianos en las décadas de 1930 y 1940 y una figura controvertida cuya organización había luchado brevemente contra la Alemania nazi, pero que también colaboraba con ella.

Otras fotos lo mostraban con soldados o en celosía, con una ametralladora a su lado.

En las redes sociales muchos se sorprenden de la decisión del árbitro y la Liga, cuando se han escuchado tantas veces cánticos racistas u homófobos por parte de los aficionados.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.