Última hora
This content is not available in your region

Protestas por todo el mundo por la libertad política y contra la desigualdad

euronews_icons_loading
Protestas por todo el mundo por la libertad política y contra la desigualdad
Tamaño de texto Aa Aa

2019 fue el año de las protestas callejeras en el mundo. Sus causas, métodos y objetivos eran diferentes, pero tenían algo en común: la lucha por la libertad política y contra la desigualdad y la corrupción.

Gran parte de ellas sucedieron a la vez, inspirándose mutuamente para expresar sus demandas y seguir luchando por sus ideas.

En Europa, las manifestaciones antigubernamentales estuvieron dominadas por los chalecos amarillos. Algunas acabaron con graves disturbios , los más violentos desde 1968.

Inicialmente motivados en 2018 por la subida del precio de los combustibles y el alto costo de vida, los manifestantes acusaron al gobierno de ignorar las necesidades de los ciudadanos normales.

"La distancia entre los más ricos y los más pobres es demasiado grande" afirma una manifestante. "Es insostebible".

Otro se muestra positivo y espera poder "conseguir cambiar el sistema y mejorarlo."

En algunos países de Europa del Este, como en Georgia, Albania y Rumanía, los manifestantes antigubernamentales estaban indignados por la corrupción y exigieron reformas democráticas.

En 2019 incluso se habó de una "primavera lationamericana".

En Chile todo comenzó con la subida del precio del metro. Esa fue la gota que colmó el vaso. La frustración por el alto coste de vida alimentó la ira de miles de ciudadanos. El país, uno de los más ricos, estables y pacíficos del continente, es también el más desigual.

Una activista chilena considera que "el gobierno y los diferentes actores sociales tienen que escuchar el malestar del pueblo porque al final todos estamos aquí por la desigualdad de un país gigante".

En Ecuador una huega general paralizó el país. El presidente declaró el Estado de Emergencia y después canceló las medidas de austeridad.

En Bolivia las denuncias de fraude electoral en las elecciones generales desataron protestas masivas. El presidente, Evo Morales, huyó a México. Se espera que se celebren nuevas elecciones en los próximos meses.

Un sorprendente incremento en los precios del combustible fue la chispa que movilizó a cientos de miles de iraníes por todo el país para protestar contra el gobierno. Según varias organizaciones internacionales de derechos humanos, grupos opositores y periodistas locales cientos de personas murieron por la represión.

Para ocultar los peores disturbios en 4 décadas, el gobierno bloqueó internet en todo el país durante una semana.

En Irak, el primer ministro Adil Abdul-Mahdi dimitió presionado por las protestas masivas de corrupción y servicios públicos ineficientes. En el Líbano el gobierno dimitió después de anunciar una subida de impuestos en medio de una crisis económica.

Argelia fue el epicentro de las protestas en el Magreb. El anuncio de la quinta candidatura a la reelección de Bouteflika fue demasiado par millones de argelinos.

Después de semanas de manifestaciones masivas Bouteflika dimitió después de que el ejército le restirara su apoyo. Se celebraron nuevas elecciones en diciembre pero los manifestantes siguieron saliendo a las calles por considerar que el antiguo régimen seguía gobernando el país.

En Hong Kong todo comenzó con un proyecto de ley controvertido que permitía la extradición de fugitivos a China. El proyecto fue retirado pero los manifestantes quieren ahora reformas democráticas más profundas.

"Sólo queremos decirle al gobierno que su sistema no es bueno" afirma uno de los participantes en las protestas, "y decirle al gobierno chino que su sistema no puede controlar a los ciudadanos de Hong Kong".

Los disturbios de Hong Kong están lejos de llegar a un final. Las protestas son más pequeñas pero más violentas y como la mayor parte de las protestas mencionadas, parece que continuarán en 2020.