Última hora
This content is not available in your region

Variopintas tradiciones navideñas en Europa central y del este

euronews_icons_loading
Variopintas tradiciones navideñas en Europa central y del este
Derechos de autor  -
Tamaño de texto Aa Aa

En Eslovenia, unos buzos interpretan la Leyenda de la Campana Sumergida. La fábula cuenta sobre una viuda que vivía triste en el Castillo de Bled por el asesinato de su esposo. Apenada, donó todo su oro y plata a la iglesia de la isla de Bled para que se fundieran en una pequeña campana. Pero, cuando los barqueros la trasladaban, se desató una tormenta y la barca se hundió. La viuda afligida se mudó a un convento de Roma y cuando el Papa escuchó su triste historia, donó una nueva campana. Incluso, en la actualidad, se dice que para quienes la tocan, los deseos se hacen realidad.

En el noreste de Rumanía, en la localidad de Humulesti, situada en la provincia de Neamt, los habitantes reciben a los turistas con platos típicos y una exquisita degustación de la corteza de cerdo. A pocos kilómetros, en Orlat, una aldea incrustada en el corazón de la Transilvania rumana, se organizan bailes y la tradicional matanza del marrano.

En Praga, la estación principal de trenes congregó por decimonovena vez a cientos de personas para escuchar la Misa de Navidad checa de Jakub Jan Ryba. Músicos y cantantes profesionales y aficionados tocan dirigidos por el director y organizador del evento, Lukas Prchal.

Crear belenes en Navidad es una tradición muy arraigada en Polonia. Se presentan todo tipo de cunas navideñas de todo el país, algunas tan inusuales como las que están hechas de arena de la ciudad norteña de Gdansk.

En Plovdiv, en el centro de Bulgaria, los motociclistas cambiaron sus atuendos de rock con trajes de Navidad y se pasearon por las avenidas para entregar regalos a los más desfavorecidos.