Última hora
This content is not available in your region

¿Cómo reciclar los 8 millones de toneladas de residuos textiles que se producen cada año en la UE?

euronews_icons_loading
¿Cómo reciclar los 8 millones de toneladas de residuos textiles que se producen cada año en la UE?
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea produce cada año unos 8 millones de toneladas de residuos textiles. Ropa usada, pero también sábanas, alfombras, colchas, tapicería y un largo etcétera. Sólo un 20% de esa cantidad se recicla actualmente. El resto termina en vertederos o simplemente se incinera.

Para intentar cambiar la situación, unos investigadores europeos han diseñado y construido en Maribor, Eslovenia, una planta piloto en el marco del proyecto "Resyntex".

La ciudad de Maribor recoge cada año unas 400 toneladas de residuos textiles de los que sólo un pequeño porcentaje se recicla, según los ingenieros ambientales locales. El motivo es que los textiles son materiales muy procesados; su reciclaje es particularmente difícil.

"Todos sabemos que los textiles se tienen que teñir. También se queman con materiales químicos. A menudo tienen un acabado impermeable. También están compuestos de varios materiales, como metales... el plástico también está presente", explica Mojca Poberznik, ingeniera ambiental del Instituto de Protección ambiental y sensores (IOS).

En la planta experimental en la que trabajan, tres reactores convierten la ropa usada en materias primas secundarias libres de combustibles fósiles.

Una vez clasificados, los textiles como la lana, el algodón o el poliéster pasan por procesos personalizados que incluyen la decoloración, la despolimerización bioquímica y un tratamiento basado en la hidrólisis. Poberznik cuenta que "es realmente muy importante que los residuos que utilizamos como insumo, como materia prima para crear una nueva materia prima secundaria, se clasifiquen muy bien. O sea que cuanto más pura es la entrada, más pura y de mayor calidad es la salida".

El producto final obtenido depende también de la naturaleza de los residuos textiles primarios. Del poliéster, por ejemplo, los investigadores fueron capaces de sacar ácidos que luego pueden ser utilizados para producir plásticos.

Pero tienen más recetas.La profesora de ingeniería ambiental de la Universidad de Maribor Aleksandra Lobnik, pone algunos ejemplos: "Tratamos el algodón, por ejemplo. De él obtuvimos jugo de glucosa que metimos en bioetanol. Luego tratamos la lana. De la lana obtenemos proteínas que se pueden utilizar como resinas, en lugar de las resinas tóxicas de formaldehído usadas en los paneles de madera".

La investigación en el laboratorio se utiliza para mejorar el proceso de reciclaje, que requiere mezclas bioquímicas y altas presiones y temperaturas. Este trabajo ayuda a establecer las mejores recetas para producir el resultado más puro.

"Necesitamos obtener un material final que tenga la misma calidad que los materiales que obtenemos de los combustibles fósiles. Este es un paso muy importante que necesitamos garantizar con nuestra purificación para obterner la misma calidad en los materiales", explica la ingeniera química Julija Volmajer.

Los investigadores creen que la misma tecnología podría utilizarse para dinamizar los modelos de negocio de economía circular de otros productos desechables. Poberznik avanza que ya están trabajando en extender su tecnología también a los plásticos, "plásticos de polietileno para botellas, por ejemplo. Y también intentaremos desmembrar el material de embalaje de celulosa, que es otro de los mayores problemas medioambientales".

Los científicos dicen que esperan que su trabajo también aumente la conciencia pública sobre la importancia ambiental y económica de clasificar y reciclar adecuadamente los desechos textiles.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.