Última hora
This content is not available in your region

Trump aleja el fantasma de una guerra con Irán y el mundo respira aliviado

Trump aleja el fantasma de una guerra con Irán y el mundo respira aliviado
Derechos de autor
AP Photo/ Evan Vucci - Menendez, Carmen
Tamaño de texto Aa Aa

El mundo respira aliviado después de que Donald Trump haya renunciado a continuar la escalada bélica con Irán, alejando el fantasma de la guerra que muchos auguraban. Presionado por el Congreso, que quiere limitar su capacidad de acción, el presidente estadounidense ha jugado la carta de la prudencia.

Trump anunció que castigará a Teherán con nuevas sanciones, pero no evocó la posibilidad de una respuesta militar al ataque iraní contra dos bases estadounidenses en Irak. "No sufrimos ninguna baja -explicó-. Todos nuestros soldados están a salvo y solo se produjeron daños mínimos en nuestras bases militares. Irán parece que se está retirando. Algo que es bueno para todas las partes implicadas y muy bueno para el mundo".

Trump parece que quiere dejar la patata caliente en manos de la OTAN. Ha llamado a su secretario general, Jens Stoltenberg, para que la Alianza Atlántica intensifique sus esfuerzos en Oriente Medio.

Dos cohetes impactan cerca de la embajada estadounidense en Bagdad

En la región, la tensión sigue siendo muy elevada, como muestran los dos cohetes que impactaran este miércoles, sin provocar víctimas, cerca de la embajada estadounidenses en Bagdad, en la llamada Zona Verde, que alberga un gran número de legaciones diplomática y edificios gubernamentales.

"Nosotros no empezamos la escalada -declaró ante la prensa el jefe de la diplomacia iraní, refiriéndose a la operación estadounidense que mató al general Soleimaní- La presencia masiva y sin precedentes del pueblo iraní en las calles (durante el funeral) debería servir para hacer entrar en razón a Estados Unidos".

Se cree que Irán diseño el ataque contra las bases para no provocar daños y evitar la escalada

Muchos analistas estiman que el ataque iraní contra las bases fue diseñado para no causas víctimas. Para Teherán se trataba de mostrar que había vengado la muerte de su general, pero sin alimentar una escalada militar con Estados Unidos.

Pero si bien Irán ha limitado los daños, ahora se teme la acción la respuesta de las milicias chiíes iraquíes, que también han prometido vengarse y no parar "hasta que el último soldado estadounidense salga de Irak".

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.