Última hora
This content is not available in your region

¿Por qué el agua de Río ya no es incolora, inodora e insípida?

euronews_icons_loading
¿Por qué el agua de Río ya no es incolora, inodora e insípida?
Derechos de autor  Ricardo Borges/AP   -   Ricardo Borges
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué está pasando con el agua en Río de Janeiro? Ha dejado de ser incolora, inodora e insípida... Desde hace más de una semana muchos barrios de la ciudad brasileña sufren esta situación.

Situación que el gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel, califica de "inaceptable". Ha exigido a la compañía gestionaria, CEDAE, una verificación rigurosa tanto de la calidad del agua como de los procesos de gestión de la empresa.

CEDAE, por su parte, achaca a la geosmina la peculiaridad del agua, asegurando que este compuesto orgánico, que deja un olor y sabor a tierra, es inocuo para la salud y que va a tratar el problema con carbón activado pulverizado. Pese a los temores de los cariocas, la compañía insiste en que el agua es apta para el consumo.

En cuanto al color del agua, CEDAE lo atribuye a las tuberías de hogares individuales, algo de lo que no se hace responsable.

Los supermercados se quedan sin agua embotellada

Sea como sea, el consumo de agua embotellada se ha disparado y varios supermercados de Río se han quedado sin existencias.

"Mi agua está horrible, tiene muy mal olor. Está clara pero huele a aguas residuales. No puedo beberla", explica Almir Vicente, taxista.

Río de Janeiro recibe agua del río Paraiba do Sul, pero también de varios arroyos de aguas residuales contaminadas que, según los expertos, no son tratadas de manera eficaz.