Las fuertes lluvias dan un respiro a Australia en su lucha contra el fuego

Las fuertes lluvias dan un respiro a Australia en su lucha contra el fuego
Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Las lluvias más intensas de los últimos 10 años en el sureste de Australia ayudan a reducir el número de fuegos, si bien aún hay activos más de 70. El AustralianOpen, que arranca este lunes, estará pendiente de la contaminación atmosférica llegando incluso a suspender partidos.

PUBLICIDAD

Del fuego a las inundaciones. Las esperadas lluvias en el sureste de Australia se han convertido a la vez en solución y nuevo problema en esta parte del país. Las fuertes precipitaciones de este viernes y sábado, las más intensas de la última década, han conseguido extinguir un buen número de los incendios que azotaban Nueva Gales del Sur, Victoria y Queensland, si bien han causado a su vez inundaciones repentinas, especialmente en este último estado.

En Melbourne, donde este lunes arranca el Open de Australia de tenis, las quejas de varios tenistas durante las clasificatorias han hecho reaccionar a la dirección. El torneo contará con un sistema de medición de calidad del aire, llegando incluso a suspender partidos que se jueguen al aire libre si la contaminación a causa del humo alcanza ciertos niveles.

Lee: Las lluvias llegan finalmente a Australia

El número de incendios ha disminuido, pero aún permanecen activos más de 70. Se espera que siga lloviendo con fuerza el domingo y el lunes, lo que sin duda ayudará a luchar contra un fuego que desde el pasado mes de septiembre ha calcinado más de 10 millones de héctareas y se ha cobrado la vida de 27 personas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La vuelta al mundo en 10 días del humo de los incendios en Australia

Las lluvias llegan finalmente a Australia tras semanas de devastadores incendios forestales

Una sola imagen que muestra la magnitud de los incendios en Australia