Última hora
This content is not available in your region

Tomás Guitarte: "El Estado ha propiciado dos Españas, una en desarrollo y otra infradesarrollada"

euronews_icons_loading
Foto - Entrevista de Tomás Guitarte con Euronews
Foto - Entrevista de Tomás Guitarte con Euronews   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El año comenzó movido para Tomás Guitarte. El arquitecto, de 58 años, acabó 2019 siendo el primer y único diputado de Teruel Existe y empezó 2020 siendo una pieza crucial en la formación de Gobierno, entrando en la primera línea de la política nacional por todo lo alto.

Tal era la repercusión que iba a tener su voto que la noche anterior a la investidura Guitarte se encontraba en paradero desconocido, ilocalizable. Las incontables amenazas que recibió le obligaron a tomar esta decisión. De una forma u otra, el diputado ya ha conseguido poner a Teruel en el mapa.

Ahora, su formación irrumpe en el parlamento en un contexto en el que el modelo de las autonomías en España está más débil que nunca. Además de los nacionalismos y reclamos independentistas, otras regiones de la llamada España vaciada se sienten abandonadas y piden que sus necesidades se escuchen.

La marginación territorial en la que se basan sus denuncias viene avalada por los datos. Más de la mitad de la superficie de España, la correspondiente a Aragón, Extremadura y las dos Castillas, alberga apenas al 16% de la población, siendo Teruel la provincia más despoblada.

Uno de los grandes caballos de batalla de Teruel Existe es el reequilibrio territorial, usted habla de una España desarrollada y una subdesarrollada.

Más concretamente, una infradesarrollada, la que llamamos la España vacía. Esta ha tenido un grado de desarrollo, pero de ningún modo se puede comparar con la otra. Lo más lamentable es que esto no siempre ha sido así, la política errónea del Estado es la que ha ido marcando esas diferencias.

La política errónea del Estado ha ido propiciando que aparezcan dos Españas: una en desarrollo y otra infradesarrollada
Tomás Guitarte

El Estado ya en tiempos del franquismo decidió donde se iba a potenciar el desarrollo económico, luego diseñó y enfatizó un diseño radial de las infreastructuras, carreteras y ferroviarias a su alrededor. Poco a poco, todo eso ha ido haciendo que aparezcan dos Españas: la que se destinó al desarrollo y otra que quedó en condiciones de infradesarrollo.

Esta última, fue perdiendo actividad económica y -en consecuencia- fue perdiendo población. Nosotros denunciamos que esto lo ha causado la propia acción del Estado y por eso exigimos que el mismo Estado inicie procesos para revertir esta situación.

¿Se sigue invirtiendo más en las ciudades de costa o grandes capitales -como Madrid o Barcelona- mientras se deja de lado a los pequeños territorios?

Llevamos veinte años denunciando esto, incluso en 2001 fuimos a Bruselas a denunciar la situación. Entendíamos que la cuestión había entrado en el grado de sensibilidad de la política tradicional, pero pese a eso, se siguen tomando decisiones incomprensibles.

La última que hemos conocido, es que en España, el Ministerio de Transporte ha decidido que ya no le interesa desarrollar la línea férrea que pasa por Teruel para ir de Zaragoza a Valencia. Ahora dice que tiene que pasar por Madrid, esto supone dar un rodeo de 350km y desentenderse de nuestro futuro al que esta vía prestaba oportunidades de desarrollo.

Es un error seguir enfatizando la concentración económica en Madrid. Es un error incluso para la propia ciudad, que acumula problemas de contaminación y aglomeraciones, mientras no da oportunidades al resto de territorios.

Usted siempre dice que Teruel es más grande que nueve comunidades autónomas, entre ellas Madrid, y la que menos infraestructuras tiene.

La provincia de Teruel es inmensa, tiene 15.000 Km2, el doble que el País Vasco y que la Comunidad de Madrid. Si hacemos la distribución de ratios, de kilómetros de autovías y de extensión territorial, es la más baja de España con diferencia. Apenas ha habido inversión del Estado.

Los veinte años en los que los Gobiernos no han ejecutado las medidas prometidas demuestran una falta de principios.

Muchos estudios demuestran que el problema de Teruel ha sido haber quedado aislada de los grandes ejes de comunicación peninsular. Para romper este aislamiento, se debe ejecutar lo que ya diseñó el Ministerio de Fomento y que luego, por falta de presupuesto, no se llegó a poner en marcha.

Esto se puede entender una legislatura o dos, pero cuando pasan veinte años se demuestra una falta de principios. Durante 40 años no hemos sido priorizados nunca. Pedimos que esto pase a ser una política de Estado y que durante este periodo de tiempo se tomen decisiones para reequilibrar territorialmente el conjunto de España.

Existen otras plataformas parecidas a la suya -como Soria Ya! o Jaén Merece Más- ¿cree que el ejemplo de Teruel Existe allana el camino a que otras regiones den el salto a la política nacional?

Nosotros hemos sido germen de la 'España vaciada' que aglutina a un total de 22 plataformas de distintas provincias que pueden ver en nosotros esa representación que aspirábamos a tener para empezar a solventar problemas.

Nuestra entrada en el Parlamento es una herramienta para defender la problemática de Teruel. Un síntoma local de un problema global en España. Nosotros esperamos ser la voz de la 'España vaciada' en el Congreso.

El que sigan nuestro camino depende de cómo actúe la política nacional. Si el Gobierno prioriza este problema, no hará falta que estas plataformas den el paso a la política. Pero si el Gobierno no actúa, no les quedará otro remedio que presentarse a las elecciones, porque nadie está dispuesto a ver morir sus territorios.

Si el Gobierno no actúa, no les quedará otro remedio que presentarse a las elecciones, porque nadie está dispuesto a ver morir sus territorios

Nos parece que en España, hasta que un problema social no llega al Congreso o al Senado no existe. Pero ya que estamos aquí, poniéndole voz, ahora queda ver cómo responden las Cámaras y, en función de eso, se tomarán decisiones.

¿Barajan la posibilidad de crear un partido regional conjunto?

Nosotros, de momento, lo que queremos es ver si estando en el Congreso se consigue algo. Nos parece que, en España, hasta que un problema social no llega al Congreso o al Senado no existe. Pero ya estamos aquí, poniéndole voz al problema. Ahora hay que ver cómo responden las Cámaras y en función de eso se tomarán decisiones.

Vox se ha unido a España Existe y, de hecho, estuvo en Teruel asegurando que tras el pacto con el PSOE los turolenses "habían sido engañados". ¿Le puede robar electorado la formación de Abascal?

Nuestra obsesión no es electoral, nuestra preocupación es que el problema se tome como un problema principal de España, con lo cual, no nos preocupa que nos roben electorado. Este problema afecta al 70% del territorio español, afecta a más de 30 provincias, es tan grande que casi nos da igual quién lo solucione, lo que nos importa es que se solucione. Si estamos nosotros es porque, hasta ahora, no se ha hecho.

Analizando la política de los últimos años tiene la impresión de que hemos pasado de una división social de los españoles a una división territorial.

Siempre han estado presentes esos dos discursos, pero ahora ha tomado más protagonismo el territorial porque históricamente había quedado en segundo plano. En el caso de lo social, se tomaban medidas en función de la ideología que triunfaba en cada proceso electoral, mientras que en el caso territorial la repercusión era menor. Un discruso no va a sustituir al otro, los dos van a estar presentes, pero merece la pena que el territorial tenga más protagonismo en las decisiones políticas.