Última hora
This content is not available in your region

Manifestaciones en las islas griegas del Egeo Norte para protestar contra la llegada de migrantes

euronews_icons_loading
Protesta en Mitilene, la capital de Lesbos, contra la llegada "masiva" de migrantes y las condiciones infrahumanas de los campamentos de refugiados
Protesta en Mitilene, la capital de Lesbos, contra la llegada "masiva" de migrantes y las condiciones infrahumanas de los campamentos de refugiados   -   Derechos de autor  Aggelos Barai-AP   -   Aggelos Barai
Tamaño de texto Aa Aa

Quieren que las instituciones europeas asuman su responsabilidad. Los habitantes de las islas griegas de Lesbos, Quíos y Samos han organizado varias manifestaciones para protestar contra el impacto negativo, según ellos, que tiene la crisis migratoria en sus comunidades y en las islas del norte del mar Egeo.

"En los campos de refugiados, ni siquiera los animales pueden vivir correctamente. Es una lástima. Pero no es mi culpa y no pueden culparme de ello", afirma este sacerdote de Lesbos.

En el campamento de Moria y en otros improvisados en Lesbos, miles de inmigrantes viven hacinados y en condiciones infrahumanas. "Me llamo Meisa. Desde hace cinco meses, vivo aquí, en el campo de refugiados de Moria. En el campamento tenemos problemas para vivir. Durante la noche el clima es fresco yy hace frío. Además, hay muchos ladrones", declara este joven inmigrante.

Piden el traslado de los migrantes a otras partes de Grecia

"Además de los residentes de Lesbos, los migrantes y refugiados que viven aquí, en el campo de Moria, afirman que lo que más les preocupa es la seguridad. Cuando llega la noche, en el campamento, las condiciones de vida se vuelven mucho más difíciles", señala Fei Doulgeri, enviada especial de Euronews a Lesbos.

La inquietud de los ciudadanos es patente, también, en Quíos, donde residen actualmente alrededor de 6 000 solicitantes de asilo. Las autoridades locales consideran que no deberían quedarse en la isla de manera indefinida sino que, tras una breve estancia allí, deberían ser identificados y trasladados al resto de Grecia, enseguida.

"Lo que la mayoría de los manifestantes pedían en la marcha de Quíos, no fue sólo que los migrantes debían salir de su isla. Los residentes de Quíos saben muy bien lo que significa la inmigración y nunca rechazaron su deber humanitario. Pero insisten en que, tanto ellos, como su isla ya no pueden soportar la superpoblación de los migrantes", afirma Panos Kitsikopoulos, enviado especial de Euronews a la isla de Quíos.

"Ya no creemos a nadie. Todo lo que nos habían dicho hasta ahora, ha resultado ser mentira. No se han tomado medidas", denuncia uno de los habitantes de Quíos que tomó parte en la manifestación.

Para presionar a las autoridades, hay previstas nuevas manifestaciones este jueves, el cierre de oficinas municipales y huelgas respaldadas por sindicatos regionales.