Última hora
This content is not available in your region

¿Qué es el coronavirus y cómo se transmite?

Una calle de Wuhan, la ciudad china donde ha aparecido el brote, este miércoles
Una calle de Wuhan, la ciudad china donde ha aparecido el brote, este miércoles   -   Derechos de autor  AP Photo/Dake Kang
Tamaño de texto Aa Aa

Se ha identificado una nueva cepa de coronavirus en China, que se ha cobrado la vida de 80 personas e infectado a cenenares más en sólo tres semanas.

Las autoridades sanitarias mundiales tratan ahora de coordinar su respuesta para evitar que se propague por todo el mundo y que se repita el brote de SARS de 2002, en el que murieron 774 personas.

¿Cuántas personas se han infectado?

Entre el 31 de diciembre y el 27 de enero, las autoridades chinas han identificado más de 2.700 casos del nuevo coronavirus.

Las autoridades chinas han puesto en cuarentena 17 ciudades en las que viven unos 50 millones de personas.

Corea del Sur confirmó su cuarto caso el lunes. También se han confirmado casos dispersos en Tailandia, Taiwán, Japón, Estados Unidos, Vietnam, Singapur, Malasia, Nepal, Francia, Canadá y Australia.

Estados Unidos ha confirmado casos en el estado de Washington, Chicago, el sur de California y Arizona.

China también reportó cinco casos en Hong Kong y dos en Macao.

¿De dónde viene el virus?

La mayoría de los casos iniciales fueron detectados en Wuhan, una ciudad de 11 millones de personas en la provincia central china de Hubei.

"La mayoría de los casos de neumonía detectados informaron haber visitado el Mercado Mayorista de Mariscos de Wuhan Huanan recientemente antes de la aparición de la enfermedad", dijo el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) en un comunicado.

También señaló que algunos casos informaron sobre la exposición a otros mercados y que unos pocos casos no tenían una conexión directa con el mercado, que se cerró el 1 de enero para intentar contener la epidemia.

¿Cuáles son los síntomas?

Este nuevo virus puede, en los casos más graves, causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo e insuficiencia renal.

Los signos más habituales de la infección son similares a una gripe común e incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos, falta de aliento y dificultades respiratorias.

Arnaud Fontanet, investigador del Instituto Pasteur, dijo a la agencia de noticias AFP que es la séptima variedad identificada de coronavirus que afecta a los humanos. Esta familia de virus toma su nombre de las cápsulas de proteína, que forman una corona.

Genéticamente, el nuevo virus - provisionalmente llamado "2019-nCOV" - es similar en un 80% al que causó el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

El SARS se propagó rápidamente en 2002 y 2003, causando la muerte de casi 800 personas. Los expertos creen que este nuevo virus es ligeramente más débil que el SARS.

¿Cómo se transmite el virus?

"Los coronavirus son zoonóticos, es decir, se transmiten entre animales y personas", según ha explicado la OMS en un comunicado.

El SARS se transmitió de jinetas a humanos, por ejemplo, infectando a 8.000 personas en 30 países.

El Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) se transmitió a partir de camellos dromedarios a los humanos. Durante el brote de 2012, que se originó en Arabia Saudita y se extendió a 26 países, murieron 567 de las más de 1.500 personas infectadas.

Las autoridades chinas han declarado que hay riesgo de que el virus mute y se propague con más facilidad.

¿El virus puede propagarse por todo el mundo?

Las autoridades chinas confirmaron el lunes que la nueva cepa podría transmitirse de persona a persona, lo que aumenta la probabilidad de que el virus se extienda.

China sigue siendo el país más afectado por el brote. Wuhan, el epicentro, ha sido el más afectado con algunos casos en otras ciudades importantes, incluyendo Shangai y Pekín.

Sin embargo, las autoridades sanitarias de todo el mundo temen que las próximas celebraciones del Año Nuevo chino provoquen un aumento de los casos a nivel internacional. Cientos de millones de ciudadanos chinos se desplazan por el país para la celebración, y millones de chinos expatriados viajarán a China y podrían traerse el virus consigo cuando regresen a su país.

Las autoridades han limitado la celebración y han alargado el periodo de vacaciones para intentar contener la propagación de la epidemia.

¿Se puede confiar en los datos publicados por las autoridades chinas?

Científicos del Colegio Imperial de Londres han expresado sus dudas sobre la veracidad de los datos de las autoridades sanitarias chinas.

El día 22 de enero estimaban que podría haber hasta 1.723 casos, más del triple mucho más que los 440 anunciados por las autoridades chinas. El informe se basa en cálculos matemáticos y en el hecho de que las autoridades chinas sólo están reportando los casos confirmados y hay un periodo de incubación y de aparición de los primeros síntomas de 10 días.

Sin embargo en esta ocasión la actitud de China hacia el brote ha sido mucho más transparente que durante la pandemia de SARS de 2002. Las autoridades comparten datos clave mucho más rápidamente y el propio presidente Xi Jingping ha urgido a ello.

Herman Goossens, de la Plataforma para la Preparación Europea contra Epidemias (Re-)Emergentes (PREPARE), dijo a Euronews que China publicó la secuencia del virus a principios de enero, lo que permitió desarrollar un examen diagnóstico rápidamente.

¿Qué medidas están tomando los países?

No existe ninguna vacuna para la nueva cepa del coronavirus.

China cerró y desinfectó el Mercado Mayorista de Mariscos de Wuhan Huanan y ha estado llevando a cabo controles de temperatura de pasajeros en algunos centros de transporte.

Las autoridades de Hong Kong han llevado a cabo dichos controles en la frontera.

Varios países, entre ellos Estados Unidos y Australia, también han decidido realizar pruebas a los pasajeros que regresan a bordo de vuelos directos desde Wuhan.

En la UE, PREPARE se ha dirigido a los centros clínicos y laboratorios de diagnóstico para asegurarse de que están preparados, mientras que los investigadores están desarrollando un protocolo clínico para aplicarlo rápidamente en caso de que se notifique un caso en Europa.

La Organización Mundial de la Salud ha emitido recomendaciones para viajar con seguridad pero ha rechazado declarar una emergencia sanitaria internacional.