Última hora
This content is not available in your region

El futuro comercial entre la UE y el Reino Unido tras el Brexit

euronews_icons_loading
El futuro comercial entre la UE y el Reino Unido tras el Brexit
Derechos de autor
عکس از آسوشیتدپرس
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido ha acuñado una moneda de 50 peniques para el Brexit. La inscripción "Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones", en ella, parece muy optimista de cara a futuros acuerdos comerciales con la UE, que el Reino Unido espera que garanticen la futura prosperidad.

"A partir del 1 de febrero, muchos ciudadanos del Reino Unido no notarán ningún cambio ya que el período de transición garantiza la continuación de los acuerdos actuales con la Unión Europea. El valor futuro de la moneda dependerá de los acuerdos comerciales que se establezcan al final del período de transición. Londres tendrá que negociar un gran acuerdo con la UE y otro con Estados Unidos, además de otros pequeños acuerdos", señala Sasha Vakulina, responsable de la sección de economía de Euronews.

En su conjunto, el bloque comunitario es el mayor socio comercial del Reino Unido. En 2018, representaba el 45% de sus exportaciones y el 53% de sus importaciones.

Hasta finales de 2020 el Reino Unido formará parte del mercado único de la Unión Europea, que garantiza la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

Pero las autoridades comunitarias prevén todo tipo de escenarios.

"Este tipo de negociación no es habitual porque el Reino Unido, a finales de este año, abandonará el mercado único. Es la elección que ha hecho su Gobierno. Va a abandonar la unión aduanera. Si no alcanzamos un acuerdo, no se dará una situación de statu quo, como siempre hasta ahora. En lo que respecta al comercio, tenemos que enfrentarnos al riesgo de que se produzca una situación límite, al borde del abismo", declara Michel Barnier, negociador jefe de la UE para el Brexit.

La siguiente fecha clave para unos y otros es el 1 de julio. Así, en los próximos 5 meses, las dos partes tienen que acordar los derechos y regulaciones en materia de pesca. Para entonces el Reino Unido también tendrá que decidir si pide una prórroga del período de transición.

Además, existe un acuerdo comercial con los Estados Unidos. Donald Trump llamó a Boris Johnson 'su amigo' y apoyó sus decisiones políticas. Después de las elecciones de diciembre, el presidente estadounidense tuiteó: "Nuevo acuerdo comercial masivo después del Brexit. Este pacto tiene el potencial de ser mucho más grande y más lucrativo que cualquier acuerdo que se pueda alcanzar con la UE".

Londres y Washington no están de acuerdo en cuanto a aplicar un impuesto digital a los gigantes tecnológicos de Estados Unidos y en lo que respecta a las normas de seguridad alimentaria del Reino Unido. Pero la 'administración Trump' insiste en que el acuerdo es su prioridad.

"El Reino Unido representa nuestra 'asociación' más importante. Es muy estratégica, desde el punto de vista de Estados Unidos y estamos dispuestos a dedicarle muchos recursos. Creo que ambas partes tienen economías muy similares, con un gran enfoque en los servicios y que la relación será muy importante", señala Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos.

"Aunque negociar dos acuerdos comerciales podría ser posible, conseguirlos en menos de un año parece imposible. Si el Reino Unido no pide una prórroga para el 1 de julio y no hay un acuerdo para finales de 2020, todo el comercio se hará en los términos de la Organización Mundial del Comercio. Eso significa nuevos aranceles que harán que la mayoría de los bienes importados sean más caros para los consumidores del Reino Unido", concluye Sasha Vakulina, responsable de la sección de economía de Euronews.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.