Última hora
This content is not available in your region

El presidente argentino Alberto Fernández pide ayuda a Europa para afrontar la deuda

euronews_icons_loading
El presidente argentino Alberto Fernández pide ayuda a Europa para afrontar la deuda
Derechos de autor  AP Photo/Jens Meyer   -   Menendez, Carmen
Tamaño de texto Aa Aa

Pedro Sánchez recibe al presidente de Argentina, Alberto Fernández, en busca de apoyos para renegociar su deuda con el FMI. El presidente de España le ha trasladado la solidaridad del Gobierno "para superar la difícil situación económica y social" que vive Argentina.

En su primera gira europea tras asumir el cargo, el presidente argentino, Alberto Fernández, se ha reunido también en Alemania con Angela Merkel.

El respaldo de la canciller alemana puede ser clave de cara a la complicada negociación que Argentina tiene que mantener con el Fondo Monetario Internacional sobre su deuda externa, teniendo en cuenta que Alemania es el país europeo con más peso dentro del organismo.

En ese sentido, Merkel se ha mostrado abierta a buscar soluciones. "Sabemos que Argentina no está en una situación económica fácil -señaló la canciller-. Esto hace que sea aún más importante que podamos hablar de nuestras relaciones económicas bilaterales y considerar cómo podemos ser de apoyo y ayuda desde el lado alemán o desde el europeo. Por supuesto, también acogemos con satisfacción las conversaciones con el FMI (Fondo Monetario Internacional)".

Fernández pide que se materialice el acuerdo Unión Europea-Mercosur

Alberto Fernández ha instado, por su parte, a que se materialice el acuerdo Unión Europea-Mercosur, que aún debe ser ratificado por los parlamentos de los países de la Unión Europea.

El mandatario argentino, que ya se reunió la semana pasada con el primer ministro italiano Giuseppe Conte, se encontrará este miércoles en París con Emmanuel Macron.

Argentina lleva dos años sumida en la recesión, con más de un tercio de la población bajo la línea de pobreza. En esa situación, el nuevo gobierno argentino trata de reeestructurar su deuda y negociar una postergación del pago del enorme crédito de más de 56.000 millones de dólares otorgado al país por el FMI.