Última hora
This content is not available in your region

Sí a un acuerdo de libre comercio con Londres, pero no a cualquier precio

euronews_icons_loading
Sí a un acuerdo de libre comercio con Londres, pero no a cualquier precio
Derechos de autor  Jean-Francois Badias - AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento Europeo ha celebrado su primer debate post-Brexit, sin eurodiputados británicos. Lo que ha permitido analizar la futura relación comercial sin apenas controversia.

Pero lo cierto es que Londres y Bruselas se están desmarcando en su toma de posiciones de cara a la negociación.

Ambas partes quieren un acuerdo de libre comercio, pero no en los mismos términos. Londres exige reducir al mínimo la aplicación de los estándares europeos. Y Bruselas no está de acuerdo.

Desde el hemiciclo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha reiterado su oferta.

"Algo que nunca antes habíamos ofrecido a nadie: un nuevo modelo de comercio, una ambición única en términos de acceso al mercado único. Pero, por supuesto, esto requeriría las garantías correspondientes en materia de competencia leal y de estándares de protección social, ambiental y del consumidor. En resumen, queremos simplemente un terreno de juego justo", ha explicado la jefa del ejecutivo comunitario.

También hay dudas sobre el calendario. Londres quiere concluir las negociaciones antes de que finalice el año, algo que para muchos eurodiputados no es realista.

"Está claro que Reino Unido conoce bien la Unión Europea, será más fácil, no harán falta siete años como con otros países. Pero diez meses no son suficientes", afirma Margarida Marques, eurodiputada portuguesa del grupo Socialista.

El comercio no es el único tema sujeto a negociación. A algunos eurodiputados les gustaría que los ciudadanos pudieran conservar muchos de los derechos de los que han disfrutado hasta ahora, por ejemplo, a nivel académico.

“Yo mismo puedo imaginar a Reino Unido participando en programas de investigación europeos, en programas europeos para estudiantes. Es algo que también exigen las universidades, los profesores y los estudiantes británicos", dice Siegfried Muresan, eurodiputado rumano del grupo Popular. "Pero esto cuesta dinero, requiere que Reino Unido contribuya"

Bruselas insiste: cuanto menos se desvincule Londres de las normas europeas, mayor acceso tendrá al mercado comunitario. Pero el primer ministro británico, Boris Johnson, no lo ve así.