Última hora
This content is not available in your region

China anuncia que baja el nivel de contagios del coronavirus

euronews_icons_loading
China anuncia que baja el nivel de contagios del coronavirus
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

El brote de coronavirus surgido en China ya ha infectado a más de 69.000 personas en todo el mundo, y ha provocado más de 1660 muertes en el país asiático.

Pekín ha informado este domingo de la disminución del ritmo de nuevos casos por tercer día consecutivo. Mientras, se critica al presidente Xi Jinping por tardar en dar la voz de alarma a pesar de conocer la gravedad de la situación.

Según fuentes chinas, más de 9400 infectados se han recuperado del COVID-19 y han sido dados de alta de los hospitales.

"En todo el país, el pico de 15,9% se produjo el 27 de enero", contabilizaba Mi Feng, portavoz de la Comisión Nacional de Salud. "La proporción actual ha bajado hasta el 7,2%, lo que significa que el trabajo nacional contra la epidemia ha dado resultado".

Más infectados en el crucero en cuarentena

Por su parte Japón ha anunciado la detección de otros setenta nuevos contagios en el Diamond Princess, el crucero en cuarentena anclado en el puerto de Yokohama, lo que eleva los casos a 355 del total de 412 registrados por el momento en el país. Estados Unidos, Canadá, Israel, Corea del Sur, Italia y Hong Kong, entre otros, ultiman los preparativos para evacuar a sus ciudadanos del barco, que cuenta con pasajeros de 56 nacionalidades.

El impacto del COVID 19 en la economía japonesa

Se espera que la epidemia de COVID 19 tenga un fuerte impacto en las empresas automovilísticas niponas y en sectores del país especialmente afectados por a caída del turismo.

Toyota, por ejemplo, ha decidido reabrir desde este lunes tres de las cuatro fábricas que tiene en China, que en principio funcionarán a la mitad de su capacidad. La compañía asegura ignorar cuándo podrán volver a operar a pleno rendimiento, pues dependen del suministro de piezas y de las directrices de las autoridades chinas. La producción de competidores como Nissan u Honda también se ha visto afectada.