Última hora
This content is not available in your region

CORONAVIRUS | El efecto bumerán golpea a China con 12 casos importados

euronews_icons_loading
CORONAVIRUS | El efecto bumerán golpea a China con 12 casos importados
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El efecto bumerán golpea a China en el campo de batalla del coronavirus. Mientras en Wuhan siguen bajando las cifras de fallecidos y contagiados, en otras provincias, doce ciudadanos han dado positivo tras regresar de países como Italia, Reino unido o Irán, lo que hace temer nuevos focos de contaminación importados.

Corea del Sur, Japón, Irán e Italia son, tras China, los países más castigados por una enfermedad que en todo el mundo ha dejado más de 3.000 muertos y 90.000 afectados. Pero desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se sigue su evolución en todo el planeta, pues ya se extiende por 70 países:

"Este es un virus único con características únicas", decía el Director de la OMS. "Este virus no es la gripe. Estamos en un territorio inexplorado. Nunca hemos visto antes un patógeno respiratorio que sea capaz de transmitirse en la comunidad, pero al mismo tiempo, que también pueda ser contenido con las medidas adecuadas", explicaba Tedros Adhanom en una rueda de prensa.

En Francia han surgido dos brotes de infección. Uno de ellos está en la región norteña de Oise, donde una ciudad, Crepy-en-Valois, acaba de registrar su segunda muerte por el COVID-19. Sus habitantes están en cuarentena:

"Tengo un antiguo compañero que ha enfermado, así que obviamente es preocupante. Sabemos que otras personas también están afectadas", reconocía una vecina.

"Sólo me lavo las manos, y cuando la familia viene a mi casa, nos decimos hola, pero no nos besamos, eso es todo. Es todo lo que hacemos", explicaba otra ciudadana.

La Organización Mundial de la Salud aconseja que cada país tenga su propio enfoque. En Londres, el gobierno ha elaborado un "Plan de Acción" que incluye el cierre de escuelas si es necesario y, tal vez, la reincorporación del personal retirado del servicio sanitario en casos de urgencia nacional.

"Nuestro trabajo es proteger al público y creemos que tenemos un muy buen plan, una muy buena manera de decir cómo y cuándo tomar las medidas necesarias para detener la propagación de la enfermedad", afirmaba el primer ministro, Boris Johnson.

En Estados Unidos, Donal Trump ha instado a las empresas farmacéuticas a acelerar el desarrollo de la vacuna. En Seattle, con un fallecido, los ciudadanos son pragmáticos.

"Si estás enfermo, quédate en casa. Si tienes fiebre, quédate en casa. Si necesitas atención médica, consíguela", sentenciaba un vecino de la ciudad.