Última hora
This content is not available in your region

España: Cataluña confinada, estado de alarma en el País Vasco y fronteras con Marruecos cerradas

euronews_icons_loading
España: Cataluña confinada, estado de alarma en el País Vasco y fronteras con Marruecos cerradas
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha pedido al gobierno español liderado por Pedro Sánchez el confinamiento de toda la población en Cataluña. Aun así, el gobierno todavía no ha autorizado el confinamiento en puertos, aeropuertos e infraestructuras; ya que no tienen jurisprudencia en esos campos.

Controles policiales y un grito de auxilio que estremece a toda España. Desde el jueves por la noche, los mossos d'Esquadra no dejan que nadie entre ni salga de Igualada y otros tres municipios de Barcelona a los que se ha declarado en cuarentena tras estallar un brote del COVID-19. En esta comarca viven unas 70.000 personas y las autoridades quieren evitar que la enfermedad se extienda por toda Cataluña. El alcalde de Igualada ha pedido auxilio: "nos faltan médicos en el hospital", que tiene un quinto de su personal en cuarentena y ha detectado al menos 38 infecciones por coronavirus en la plantilla. Al menos tres personas del medio centenar de casos positivos registrados en la zona han perdido la vida.

Los controles también indican que todo ha cambiado en Ceuta y en Melilla. Marruecos ha cerrado la frontera con estas ciudades autónomas españolas para evitar la propagación del virus en su territorio. En Melilla se han registrados dos casos, ninguna en Ceuta, hasta este viernes.

Alrededor de la mitad de los casi 4.000 afectados por el coronavirus en España reside en la comunidad de Madrid. El alcalde de la capital no descarta, llegado el momento, ponerla en cuarentena. El País Vasco, donde hay más de cuatrocientos afectados, ha declarado este viernes el estado de alarma, lo que le permitirá poner en cuarentena algunas localidades sin es necesario.

Un estado de alarma que también fue decretado poco después por el jefe del Gobierno de España en todo el país.