Última hora
This content is not available in your region

En Bulgaria, fábricas textiles trabajan sin parar para producir máscaras protectoras

euronews_icons_loading
En Bulgaria, fábricas textiles trabajan sin parar para producir máscaras protectoras
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Mascarillas, un producto de lujo en tiempos de coronavirus. En esta pequeña fábrica de la ciudad búlgara de Stara Zagora trabajan a destajo para producirlas. Con 25 costureras a tiempo completo, la empresa textil produce entre 1.500 y 2.000 mascarillas al día. Pero no es suficiente. Como explica la directora,Tanya Slavona.

" Sólo una ínfima cantidad de lo que fabricamos llega al público porque somos una fábrica pequeña,Y estas mascaríllas pueden parecer simples pero hacer cada una de ellas de manera correcta lleva tiempo. Las vendemos principalmente a hospitales y grandes compañías. Hay una larga lista de clientes"

La escasez de máscaras de protección es grave en toda Bulgaria. Un primer lote de 8.000 piezas fue enviado al personal médico, pero no fue suficiente. El Gobierno está negociando con más de 70 compañías textiles. Exportar mascarillas y uniformes de emergencia también es una opción que las autoridades contemplan. Pero, en realidad, sólo será posible en un futuro lejano para esta fábrica según Tanya Slavona.

"Nuestro principal objetivo es proveer de mascarillas a nuestra ciudad. Hemos vendido pocos productos fuera de nuestra región. Realmente nos concentramos en hospitales locales, centros médicos y compañías. Trabajamos casi exclusivamente para Stara Zagora."

Estas mascarillas, fabricadas con cinco capas de estopilla y reutilizables, se basan en el modelo usado por los médicos en tiempos del comunismo.

Mascarillas de contrabando

Y como subraya Damian Vodenichavov de euronews, son un producto de lujo y como tal objeto de contrabando.

"Las mascarillas son ahora tan escasas que la industria textil no puede hacer frente a la demanda. Mascarillas de contrabando también han salido ileglamente del país".

Al tiempo que las fronteras se están cerrando, la seguridad también está cambiando. Los controles para detectar a los inmigrantes ilegales en los camiones están, también ahora, centrados en el contrabando de productos de protección. Productos comprados en Turquía y destinados al mercado europeo han sido aprehendidos.

Convoyes escoltados por la policía

Un importante alijo en Hungría, con alrededor de 300.000 mascarillas y 20.000 botellas de gel desinfectante fue enviado al Ministerio de Sanidad para ser redistribuido en el país.

Bulgaria también está recibiendo mascarillas y ropa de protección por parte de Turquía. De cualquier forma, la logística sigue siendo un reto, tanto en las fronteras como dentro del país. Los camiones se organizan en convoyes y están escoltados por la Policía, según su país de origen.