Última hora
This content is not available in your region

España: empresarios crean un ejército de impresoras 3D para salvar vidas frente al COVID-19

Pruebas de material
Pruebas de material   -   Derechos de autor  Coronavirus Makers
Tamaño de texto Aa Aa

En España, como en el resto de países, escasea el material de protección para los sanitarios, respiradores, válvulas, piezas mecánicas... El mercado está saturado y las compras son lentas. Ante esta tesitura, una armada de ingenieros, médicos, investigadores, laboratorios y empresas dedicadas a la impresión 3D han puesto su artillería tecnológica y científica al servicio de la sanidad para intentar suplir los materiales fuera de stock.

La iniciativa Coronavirus Makers surgió la pasada semana. Solo en Barcelona, el grupo de Telegram que cuenta ya con 2.000 personas y “aumenta cada minuto de forma exponencial”. Alejandro Aliaga, director de BDNLAB, dirige un laboratorio de fabricación. Cuenta con 7 impresoras 3D. Colabora con el resto de makers de su localidad para proveer a los hospitales cercanos de viseras de protección, “Y” y “L” para respiradores. “Para nosotros hacer un respirador entero es imposible pero podemos hacer los accesorios”. Los grupos en las redes sociales echan humo hasta altas horas de la madrugada con preguntas, dudas e ideas para sacar la producción necesaria que en este caso va a parar a los hospitales más cercanos de Badalona.

Raúl Prieto, ingeniero electrónico y profesor de secundaria de Barcelona no tenía experiencia en impresión 3D pero no lo dudó ni un segundo. Compró una impresora y se puso a imprimir viseras a partir de los planos colgados en la web de makers que cubre toda España. “El problema es la logística”, reconoce. Cada ciudad se organiza de una forma. “Aquí, en Ripollet, cuando tienes 5 piezas, vienen a por ellas las llevan un ‘hub’ donde las desinfectan y ensamblan las piezas para luego repartirlas”. Todo suma. Aliaga reconoce que no tiene capacidad para producir a gran escala “pero las grandes empresas sí podrían hacerlo, tendrían que arrimar el hombro en estos momentos”.

3DBCN
Batería de impresoras 3D trabajando3DBCN

Producción 3D a gran escala

Es justamente lo que busca la plataforma 3DCovid19.tech. Tiene 24 horas de vida y ya ha reunido a 200 empresas y emprendedores para ponerse manos a la obra. “Pretendemos coordinar la impresión de material validado por los hospitales a gran escala y ofrecer una rápida respuesta de fabricación y logística”, explica a Euronews Giussepe Scionti, fundador de Novameat y uno de los impulsores del proyecto.

Han logrado recoger pedidos de 11 hospitales de toda España. Un pedido de unas 2.000 piezas diferentes que podría estar listo en 24 horas. Para ello cuenta con la participación de centros de investigación, tecnológicos, hospitales y de grandes empresas como HP, BCN3D, Intech3D, AsorCAD, XKELET, entre muchos otras. BCN3D, por ejemplo, ha puesto a disposición de la plataforma 63 impresoras 3D que trabajan a destajo en su planta de Castelldefells para crear viseras para proteger a los sanitarios.

Coronavirus Makers
Uno de los prototipos en los que trabajanCoronavirus Makers

Las piezas que están en contacto con el paciente o los sanitarios como las mascarillas o los respiradores son más sensibles y complejas de fabricar. “Debemos asegurar que cumplen unos estándares. Estamos estudiando el modelo más adecuado y la validación de las autoridades competentes para poder imprimirlos a gran escala”, explica Scionti, bioingeniero médico experto en impresión 3D.

Es vital que la producción sea gran escala, de respuesta rápida pero también de calidad. Para ello trabajan estrechamente con los hospitales, que pueden validar los diseños. Ferran Villat es traumatólogo y director de Lab3 del Hospital Universitario Parc Taulí. En su página web han colgado el catálogo de piezas validadas por el hospital para la fabricación en 3D.

Desde este lunes se están tramitando las primeros pedidos de varios hospitales. “Por ahora el material se centra el adaptadores de respiradores antiguos que están descatalogados, así podemos recuperar piezas fuera de stock. También conectores, válvulas o derivaciones, es decir, accesorios de respiradores”, explica Euronews el doctor Villat.

Lo importe es repartir la carga de fabricación. El Hospital Taulí ha participado en un proyecto pionero para la fabricación de respiradores completos desde cero utilizando la impresión 3D. El proyecto está impulsado por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona junto con las empresas HP y Leitat. Se espera que ya esta semana se pueda producir a gran escala al orden de entre 50 y 100 unidades al día.

¿Por qué cuesta tanto fabricar mascarillas en 3D?

“Las que hemos probado hasta ahora no cumplen los requisitos”, explica Villat. El grupo 3DCovind19.tech está estudiando los filtros que garantizan que no entren bacterias, gérmenes y virus pero todavía no lo han conseguido. “La complejidad de fabricar las mascarillas es que cumpla los estándares”, coinciden Villat y Scionti.

Innovar está muy bien, afirma el bioingeniero, “pero no podemos estar todo el tiempo creando a medida también es importante implementar lo que ya ha funcionado en otros sitios”. Por eso el grupo está evaluando lo existente a nivel internacional para seleccionar los prototipos que han funcionado mejor y poderlo replicar.

En este momento compartir conocimiento y los diseños es básico. Tanto makers como grupos de profesionales como 3dCovd19.tech participan de un movimiento global para salvar vidas y proteger a los héroes de esta guerra contra la pandemia.