Última hora
This content is not available in your region

Españoles en India: "Se creen que somos nosotros los portadores del virus"

euronews_icons_loading
Españoles en India: "Se creen que somos nosotros los portadores del virus"
Derechos de autor  Mahesh Kumar A/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

"Olvidaos de salir de casa durante los próximos 21 días" con estas palabras el primer ministro de India decretaba el confinamiento total de sus 1.300 millones de ciudadanos.

El avance del coronavirus ha propiciado el mayor encierro de este tipo a nivel mundial. En sus fronteras han quedado atrapados 400 españoles con mucha incertidumbre.

Myriam Rodríguez y Daniel Bonilla se encuentra en la región de Goa, donde el virus no ha impactado tanto como en la capital.

"Las calles se han quedado completamente desiertas de coches, como suele ser la India que suele estar lleno de tráfico de gente y de coches. Se han cerrado absolutamente todas las tiendas, todos los comercios, todos los pequeños puestos que hay por la calle, todo está cerrado", señala Daniel.

La policía ha entrado en estado de pánico y ha empezado a cerrar comercios y tiendas que tenían que estar abiertos para servicios mínimos
Daniel Bonilla
Español en India

"El problema de esto es que mucha de la gente ha intentado salir a la calle para conseguir alimentos y como no se están respetando las cuarentenas ni las distancias de seguridad, porque la gente busca comida como puede, la policía ha entrado en estado de pánico y ha empezado a cerrar comercios y tiendas que tenían que estar abiertos para servicios mínimos como comida y agua", añade.

Myriam asegura que hay muchos problemas de desabastecimiento: "En los supermercados a veces te encuentras que no hay comida, o que no hay una gran variedad de productos, y en los cajeros a veces no hay dinero. Por el momento, aquí en el sur no es una situación apocalíptica, sabemos de gente en Delhi que está en peores condiciones".

Las cifras de contagios en la India no son abrumadoras. El país cuenta con más de mil casos confirmados y roza la treintena de muertes. Aún así las medidas empiezan a endurecerse en uno de los países más poblados del planeta.

Los estados están cerrados. No hay vuelos, ni trenes, con lo cual, es imposible moverse de un sitio a otro.

Están atrapados, en palabras de Myriam. En Goa, no hay vuelos internacionales, con lo cual, no pueden salir del país. "Tampoco hay vuelos de repatriación. Sí que hay vuelos de otros países para recoger a la gente extranjera, pero no desde España, al menos en Asia".

Los vuelos se agotan al minuto

"Los vuelos que hay a otras ciudades de Europa se agotan al minuto. Te envían un mensaje de la embajada y a los cinco minutos te metes y ya no hay disponibilidad de vuelos", nos explica Myriam.

A esto se le suma el miedo que genera el virus. Ante las cifras vertiginosas que acumula España, los locales han empezado a señalar a los extranjeros.

"Se creen que somos nosotros los portadores del virus y que por el simple hecho de ser español o de ser extranjero estamos llevando el virus hacia ellos", apunta Daniel.

La situación en el país es muy cambiante, se han cerrado hoteles a los extranjeros y cada vez hay menos abastecimiento. Hay zonas donde ya no se encuentra ni agua embotellada. Los españoles que se han quedado ahí piden ayuda para volver a casa.