Última hora
This content is not available in your region

Francia aumenta la producción de mascarillas para hacer frente al COVID-19

euronews_icons_loading
Francia aumenta la producción de mascarillas para hacer frente al COVID-19
Derechos de autor  Jean-Francois Badias/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El personal sanitario en Francia denuncia escasez de mascarillas. El país cuenta con más de 52.000 casos de coronavirus confirmados y roza las 3.500 muertes.

A medida que el número de personas en los hospitales sigue aumentando, los profesionales sanitarios denuncian que hay escasez de mascarillas. El país cuenta con más de 52.000 casos de coronavirus confirmados y roza las 3.500 muertes.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ha asegurado que están trabajando para reforzar el material sanitario.

"Antes de la crisis, producíamos 3,3 millones de mascarillas a la semana en Francia. A finales de abril, produciremos más de 10 millones, habremos más que triplicado la producción en unas pocas semanas. Continuaremos con este esfuerzo para multiplicar nuestras capacidades de producción y quiero que a finales de año no tengamos que depender de otros países".

La pregunta ahora es por qué faltan mascarillas. Francia contaba con un gran stock a finales del 2000: más de 1.000 millones de mascarillas quirúrgicas.

En la última década, se dejó de renovar stock. En caso de crisis, el país aceleraría la producción nacional e importaría masivamente.

Como resultado, Francia ha pedido mil millones de mascarillas a China, un país que está desbordado con peticiones.

"Pregunte a Bélgica, Alemania, Italia, España, Suiza, Inglaterra, Holanda, todos buscan el mismo equipo médico al mismo tiempo. Equipo médico que se fabrica principalmente en China, que se enfrentó a la pandemia anteriormente, hay lista de espera incluso antes de que abran las fábricas, pero hemos intentado ser los primeros", ha apuntado Olivier Véran, Ministro de Salud.

El país ya ha hecho "pedidos adicionales", porque se necesitan al menos 40 millones de mascarillas por semana para hacer frente a la pandemia.