Última hora
This content is not available in your region

Luchas discrepantes contra el coronavirus en la UE

euronews_icons_loading
Luchas discrepantes contra el coronavirus en la UE
Derechos de autor  Helmut Foringer/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Más allá del confinamiento son varios los países europeos que planifican desde ahora una vuelta a la normalidad tan ansiada como peligrosa si se aborda antes de tiempo.

Después de haber estado entre los primeros en cierre de fronteras y políticas de confinamiento en Europa, Austria y la República Checa inician el camino lleno de trampas hacia la vida normal. El gobierno austriaco ha establecido un calendario que permite que algunas pequeñas empresas reabran a partir del próximo martes.

El canciller austriaco Sebastian Kurz, lo justificó:"En Austria nuestra reacción fue más rápida y restrictiva que en otros países, por eso pudimos evitar lo peor hasta ahora. Esta reacción rápida y restrictiva nos da ahora la posibilidad de salir de la crisis más rápidamente".

Sentimientos compartidos por la República Checa. Aunque el gobierno extiende su estado de emergencia hasta finales de mes, también permite que más minoristas abran sus puertas a partir de este jueves.

En el norte europeo,encontramos un enfoque distinto sobre la aplicación y la flexibilización de las medidas de aislamiento. Noruega afirma que sus procedimientos contra la infección funcionan, por lo que reabrirá las guarderías el 20 de abril.

Las guarderías y escuelas danesas para niños más pequeños volverán a abrir la semana que viene.

Será la excepción, los adultos seguirán confinados. Las iglesias, bibliotecas, centros deportivos y centros comerciales también permanecerán cerrados hasta al menos el 10 de mayo.

Suecia mantiene de momento la estrategia más relajada de la de la mayor parte de países europeos. Planea cerrar cafés, restaurantes, bares, centros comerciales o puertos.

El gobierno sueco solo ha instado hasta ahora a que los ciudadanos mantengan distancia social. Suecia ha registrado en la última semana un aumento continuo de ingresados y muertos

Anders Tegnell, jefe de Epidemiología de Suecia:"Obviamente, lo que estamos haciendo y lo que la gente está haciendo en público tiene un gran efecto en la propagación de virus. Y estar en la calle, como estamos ahora, sin estar demasiado cerca los unos de los otros, obviamente no es la forma en la que este virus se propaga, como si lo hace cuando estás en un interior, cuando la gente está cerca; por lo que ese tipo de imágenes no me preocupa tanto como otras muchas cosas que veo".

Aunque lejos de las cifras de países como España, Italia, Francia o Reino Unido, Suecia, con una población de diez millones supera los ocho mil infectados y los seiscientos muertos por coronavirus.

Suecia ha registrado en la última semana un aumento continuo de ingresados y muertos por COVID-19, superior al de sus vecinos nórdicos. Los últimos datos oficiales revelan 7.693 contagiados en Suecia, con una población de algo más de 10 millones, y 591 muertos, un 24 % más que el lunes.