Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus cierra puertos pero continúan los rescates de migrantes en el Mediterráneo

Fotografía de archivo: Un hombre rescatado por las autoridades marítimas españolas el pasado 11 de febrero.
Fotografía de archivo: Un hombre rescatado por las autoridades marítimas españolas el pasado 11 de febrero.   -   Derechos de autor  Jesus Merida/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El pasado viernes las autoridades maltesas trajeron a sus costas a 70 migrantes que habían pasado cinco días varados en el mar Mediterráneo. Un día antes, habían anunciado el fin de los rescates debido a la emergencia sanitaria del coronavirus.

"A la luz de la magnitud de estas presiones, se considera que las autoridades maltesas no están en condiciones de garantizar el rescate de los inmigrantes ilegales a bordo de ningún barco, buque u otro tipo de embarcación", dijo el gobierno de Malta en un comunicado con el que afirmaba que ya no podía ayudar a los migrantes tratando de llegar a Europa desde el norte de África, "ni asegurar la disponibilidad de un 'lugar seguro' en el territorio maltés a las personas rescatadas en el mar".

A pesar de este anuncio, frente a sus costas, el barco de rescate español Aita Mari espera que las autoridades maltesas les dejen llegar a puerto. Para ellos, la crisis del COVID-19 no ha parado los rescates y tienen a 43 migrantes a bordo.

"El tiempo empeora y estos seres humanos llevan demasiados días en el mar con Europa mirando de refilón", ha escrito la ONG española Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) que opera el barco en las redes sociales.

El Aita Mari, un atunero vasco reconvertido en barco de rescate de migrantes, había zarpado desde el puerto italiano de Siracusa, en la isla italiana de Sicilia, de vuelta hacia España, cuando fue informado de la presencia de un bote a la deriva con estas personas, que identificó y a las que rescató después de que Malta autorizara su embarque.

"En este momento el barco navega por aguas internacionales cerca de Lampedusa", explican desde el Aita Maria a Euronews el miércoles por la mañana. "La autoridades de Malta se niegan a dar puerto seguro o gestionar un puerto como es su obligación".

"Hemos pedido la evacuación de la la mujer embarazada y su familia y 3 hombres más", añaden. "Hemos solicitado tanto a España como a Italia que se asigne un puerto seguro. Las personas rescatadas están agotadas tras haber pasado 4 días a la deriva".

"La muerte ronda por el Mediterráneo"

El lunes, la ONG había escrito en Twitter que "ahora que Europa sufre una pandemia" quizá sus ciudadanos puedan entender "por qué estas 43 personas huyen y dejan atrás su casa, su vida".

"No estamos muy lejos de ser los que nos juguemos la vida. Y la muerte ronda por el Mediterráneo debido a la pasividad criminal de los países ribereños", añadió. "43 personas van a dormir en paz en nuestra cubierta después de 4 días en una patera".

Italia, el país con más muertes por coronavirus del mundo, también ha cerrado sus puertos a las embarcaciones de rescate que no tienen bandera italiana, justificando esta decisión como Malta en los temores sobre la pandemia.

Las autoridades italianas ha denegado la solicitud para atracar del Alan Kurdi, una embarcación de rescate con pabellón alemán que tiene 150 migrantes a bordo mientras sigue buscando un puerto.

"Los migrantes y los refugiados deben incluirse plenamente en los planes nacionales de respuesta a la COVID-19", escribió la Organización Internacional para las Migraciones respecto a la situación en Italia. "La protección de los derechos de los migrantes y refugiados también protegerá la salud pública y contendrá la propagación del virus. Hay personas en el mar que necesitan urgentemente ser rescatadas y llevadas a puertos seguros"

Unos 280 migrantes fueron rescatados después de tres días en el mar por el Servicio de Guardacostas de Libia, pero luego se les negó la entrada a la capital libia, Trípoli.