Última hora
This content is not available in your region

Se cumple un año del incendio en Notre-Dame con las obras paradas a causa de la pandemia

euronews_icons_loading
Se cumple un año del incendio en Notre-Dame con las obras paradas a causa de la pandemia
Derechos de autor  Christophe Ena/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El 15 de abril de 2019 quedó tristemente grabado en la memoria de Francia y los franceses. Fue el día que se perdió Notre-Dame, una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Nueve siglos de historia reducidos a cenizas.

"Es un monumento histórico, algo anclado en los corazones de los franceses", dice Rodolphe Néron, bombero voluntario.

Rodolphe fue uno de los primeros en responder al incendio en la catedral de Notre-Dame, poco antes de las siete de la tarde de aquel fatídico lunes.

"Lo primero que vimos fueron los camiones de bomberos en la parte derecha de la catedral, ya que no podíamos ver el otro lado. Y luego vimos, a través de las torres, que no quedaba tejado, y vimos ese enorme incendio. Fue impresionante", recuerda Rodolphe Néron, bombero voluntario.

La reconstrucción suspendida

24 horas después del fuego, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, prometió reconstruir Notre-Dame en cinco años. Y se prometieron más de 750 millones de euros. Pero, un año después, su reconstrucción ha tenido que suspenderse por la pandemia de coronavirus.

"Los trabajadores estaban en las primeras etapas del proyecto cuando las medidas de descontaminación necesarias para manejar el plomo derretido de la iglesia fueron declaradas incompatibles con las reglas para contener el brote de coronavirus en Francia. Desde entonces, las obras están suspendidas . Y eso está amenazando la estructura del edificio", cuenta Anelise Borges, corresponsal de Euronews en París.

"Mientras tengamos este andamiaje alrededor, todavía hay un 50% de posibilidades de que se pueda causar más daño a la catedral", señala Brice de Malherbe, capellán de Notre-Dame.

"Una vez que se hayan sacado los andamios, hacia septiembre u octubre, habrá que analizar las diferentes piedras para saber cuáles deben ser reemplazadas y cuáles pueden usarse. Y luego colocar un llamado paraguas para proteger todo el lugar de construcción", añade Malherbe.

La reconstrucción de la catedral de Notre-Dame, joya gótica que ha representado París desde mucho antes que la Torre Eiffel, era vista hasta ahora como un símbolo de unidad y ambición nacional. Pero ahora se está convirtiendo en otra batalla más con la que los franceses deben lidiar. Al menos mientras no se haya ganado la guerra contra el COVID-19.