Última hora
This content is not available in your region

Violencia contra las mujeres al amparo de la Covid-19

euronews_icons_loading
Violencia contra las mujeres al amparo de la Covid-19
Derechos de autor  photo from video grab
Tamaño de texto Aa Aa

En el exterior, las calles están solitarias e insólitamente tranquilas, pero detrás de muchas ventanas de nuestras ciudades, el confinamiento ha transformado los hogares en peligrosas ollas a presión donde mujeres se han quedado atrapadas junto a sus maltratadores.

Las autoridades dicen que los datos de los que disponen hasta ahora dibujan un cuadro preocupante.

"El maltrato doméstico es una cuestión de poder y control. Se trata de alguien que intenta limitar quién eres, cómo eres, qué puedes hacer. Y por supuesto, eso se extrema en la actual situación", afirma Suzanne Jacob, directora ejecutiva de SafeLives.

El gobierno de España ha alertado del doble peligro, sumado al virus, que sufren la víctimas de violencia machista y ha reforzado todos los dispositivos de asistencia. Mientras, en Italia, la joven Lorena Quaranta se ha convertido en uno de los rostros de la violencia. Tenía 27 años y estaba a punto de convertirse en médico cuando su novio la asesinó a principos de abril, en pleno confinamiento.

En Francia, según cifras oficiales, los casos de violencia doméstica aumentaron más de un 30 % en los primeros días de encierro y hasta un 36 % en la capital, París.

Muchos gobiernos se han movilizado para responder a esta creciente amenaza. En algunos países europeos, como Francia, las farmacias se han convertido en un punto de encuentro. Las víctimas pueden usar un código "mascarilla 19" para pedir socorro a los farmacéuticos. También existe un servicio de SMS que permite a las víctimas pedir ayuda".

En todo el continente existen líneas telefónicas de ayuda a disposición de las víctimas, pero las organizaciones de mujeres dicen que se puede hacer más.

"Comprendo la voluntad del gobierno francés de tratar de encontrar soluciones, pero, en realidad, la solución más eficaz sería contratar de forma urgente personal formado para acoger a las mujeres víctimas de violencia. Los policías están en primera línea a la hora de intervenir, pero no hay bastantes y no están suficientemente formados", denuncia Caroline de Haas de la organización 'Nous Toutes'.

Según ONU mujeres, las medidas de aislamiento social están generando un aumento de la violencia de género en la mayoría de los países que sufren la pandemia. Una tendencia que ahora empieza a constatarse en países americanos como Argentina o Ecuador, con un aumento desproporcionado de llamadas de emergencia.