Última hora
This content is not available in your region

La soledad de dar a luz en tiempos de pandemia

euronews_icons_loading
La soledad de dar a luz en tiempos de pandemia
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Emanuela posa feliz con su hija Amelia en los brazos. Las dos están bien, aunque el parto no ha sido en absoluto como ella soñaba.

Esta mamá italiana esperaba tener a su tercer hijo como el anterior, en un centro de parto alternativo, con una habitación privada, para poder estar junto a sus seres queridos. Pero el coronavirus hizo irrupción y el centro médico cerró.

En su lugar, eligió el Instituto Giannina Gaslini de Génova, un gran hospital infantil, donde fue aislada y su hija nació sin que su padre pudiera estar presente.

"La diferencia esta vez fue que el papá no estaba. Me llevó al hospital y luego tuvo que irse desconsolado", relata Emanuela.

Para Alessio, el padre, el nacimiento de su tercer hijo quedó reducido a una videollamada justo antes de que Emanuela fuera llevada a la sala de partos.

El personal del hospital es consciente de que esta situación es complicada para las madres, que suman al miedo, el sentimiento de soledad.

"Desde el punto de vista médico, es extremadamente importante hacer que la paciente se sienta segura, porque las pacientes tienen obviamente miedo, temen por su propia salud y sobre todo por la de su hijo", explica el director de ginecología del Instituto Giannina Gaslini.

El coronavirus provoca situaciones aún más duras. Las madres que dan positivo son trasladadas a San Martino, el centro regional para la enfermedad, donde tras el parto son separadas de sus bebés hasta que dejan de tener síntomas. Otro ejemplo de cómo la pandemia nos está robando momentos únicos en la vida.