Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus arrasa con el sector del turismo

euronews_icons_loading
El coronavirus arrasa con el sector del turismo
Derechos de autor  Francisco Seco/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El legendario hotel Metropole de Bruselas está a punto de cerrar. Desaparece un lugar emblemático de la ciudad y se pierden 130 puestos de trabajo.

Su cierre está vinculado a las pérdidas generadas por el confinamiento. Y la Asociación que representa a los hoteles de Bruselas teme que sea un indicador de lo que puede pasar al resto del sector turístico.

"Hoy debemos asumir el rescate del sector turístico y del sector hotelero, a todos los niveles del poder: a nivel europeo, a nivel nacional, pero también a nivel regional", afirma Rodolphe Van Weyenbergh, secretario general de la Asociación de Hoteles de Bruselas. "La medida más urgente que debe tomarse es reinyectar liquidez en las tesorerías. Los préstamos y los retrasos en los pago no son la solución. En nuestro sector el impacto comenzó mucho antes del confinamiento y durará mucho después de que haya terminado."

La crisis del coronavirus tendrá un gran impacto en todo el ecosistema turístico. Actualmente, el sector genera el 10% del PIB de la UE, representa 27 millones de empleos directos e indirectos, y engloba casi 3 millones de empresas, la mayoría de ellas pequeñas.

"A nivel mundial, la pérdida de ingresos sería de entre 275 y 400 mil millones de euros. En Europa, esto significa que los restaurantes y los hoteles perderían el 50% de sus ingresos. Y los más afectados serían las aerolíneas y los operadores de cruceros, con un 90% y un 70% de pérdidas para los turoperadores y las agencias de viajes", explica Sonya Gospodinova, portavoz de la Comisión Europea.

Precisamene, el ejecutivo comunitario está preparando un Plan de Recuperación a partir del presupuesto plurianual de la Unión Europea. Y el turismo debería ser uno de los principales sectores beneficiarios.

Pero lo cierto es que nadie puede predecir el impacto real de la crisis, que depende de la duración y de un eventual repunte.

"El mejor escenario posible sería uno en el que los políticos relajan el confinamiento, se aseguran de que las personas en riesgo son aislada, y se regresa a una normalidad real, no a una nueva normalidad. En el peor escenario posible, la situacion actual continúa o las medidas se relajan parcialmente para luego tener que reintroducirlas porque hay un nuevo pico de coronavirus", teoriza Tom Jenkins, director de la Asociación Europea de Turismo.

Se prevé una cumbre especial sobre turismo a finales de año, pero con la temporada estival a la vuelta de la esquina, países como España o Italia esperan algún tipo de ayudas a corto plazo para recuperar algunas de sus pérdidas.