Última hora
This content is not available in your region

Las aerolíneas europeas tratan de sobrevivir al dramático efecto del coronavirus

euronews_icons_loading
Las aerolíneas europeas tratan de sobrevivir al dramático efecto del coronavirus
Derechos de autor  Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Ryanair no se ha librado del desastre económico que ha sufrido el sector de la aviación, como consecuencia del coronavirus.La mayor aerolínea de Europa ha eliminado miles de puestos de trabajo y ha dejado en tierra la mayor parte de sus aviones.

La compañía estudia cómo operar en el nuevo escenario diseñado por la crisis. En el seno de Ryanair, se oponen a algunas de las medidas que consideran los gobiernos europeos.

"Lo importante es que los reguladores no diseñen ninguna restricción insensata que no se pueda aplicar en un avión. No se puede mantener el distanciamiento social en un cilindro metálico. Se contemplan algunas medidas como la de usar guantes de látex y gel para desinfectarse las manos después de cada interacción en el mostrador de facturación del aeropuerto. Es completamente ineficaz y no tiene sentido. Parece que está pensada para dar la impresión de que el personal está atareado cuando, en realidad, no tiene ninguna eficacia", declara Michael O'Leary, director general de Ryanair.

Las aerolíneas están inmersas en una batalla por sobrevivir. En Ryanair acogen con satisfacción el apoyo para hacer frente a las nóminas de los empleados pero arremeten contra el rescate de las compañías estatales.

"En lugar de tratar a todas las aerolíneas por igual, los gobiernos subvencionan a empresas adictas a las ayudas estatales como Lufthansa y Air France. Alitalia no ha ganado dinero en setenta y cuatro años y ha vuelto a ser nacionalizada. ¿Por qué no se ayuda al resto? Ryanair es la mayor aerolínea de Italia. Easyjet está entre las más grandes. No queremos ayuda estatal pero nos gustaría disfrutar de reducciones significativas en los impuestos municipales y las tasas de aeropuerto en Italia en lugar de esa ayuda masiva para Alitalia", añade Michael O'Leary.

En la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo comprenden las quejas de la compañía irlandesa sobre las ayudas estatales, pero consideran que es momento de velar por la seguridad de los puestos de trabajo.

"En el turismo europeo se concentran alrededor de 25 millones de empleos. Creo firmemente que necesitamos estos puestos de trabajo. Así que, esta vez, tenemos que poner especial atención en el sector turístico europeo y en los viajes. Necesitamos dinero, dinero y más dinero. Y no sólo de los Estados miembros. También lo necesitamos a nivel europeo", señala István Ujhelyi, vicepresidente de la Comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo.

Las autoridades comunitarias insisten en que cualquier ayuda a las empresas de turismo y de viajes debe ser consideradA como una acción extraordinaria, de carácter temporal. Pese a ello, Ryanair contempla la idea de llevar a la Justicia el caso de las ayudas estatales.