Última hora
This content is not available in your region

Europa quiere reabrir sus fronteras internas para resucitar el turismo

euronews_icons_loading
Europa quiere reabrir sus fronteras internas para resucitar el turismo
Derechos de autor  Petros Karadjias/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Con el verano a la vuelta de la esquina, Europa se prepara para abrir sus fronteras internas, en un intento de resucitar el turismo, muy dañado por la crisis del coronavirus y que representa un 10 % de su PIB.

La Comisión Europea ha presentado sus recomendaciones para reabrir las fronteras de forma gradual y en función de la evolución de la pandemia en cada país.

"Cada Estado miembro debe evaluar la situación de la pandemia y su capacidad de atención sanitaria. Y a partir de eso decidirán si es el momento adecuado para levantar las restricciones en las fronteras", afirmó la comisaria de Asuntos Internos, Ylva Johansson.

Italia aprueba la regularización de migrantes para trabajar en el campo

En Italia nunca se llegó a decretar el bloqueo fronterizo, aunque las medidas draconianas cerraron de hecho todos los accesos. Una de las consecuencias es que se privó al campo de trabajadores temporeros llegados de otros países, en el momento crítico de las cosechas.

Para paliar el problema, Italia ha aprobado la regularización de los migrantes que trabajen en labores agrícolas y cuidados domésticos. "Desde hoy los invisibles serán menos invisibles", anunció emocionada la ministra de Agricultura y principal impulsora de la iniciativa, Teresa Bellanova.

El coronavirus podría "no irse nunca", según la OMS

La Organización Mundial de la Salud alertó este miércoles de que el coronavirus podría convertirse en un virus endémico y, por tanto, no irse nunca. Un vaticinio devastador para el planeta mientras no haya vacuna, pero ningún país quiere mantener indefinidamente el parón económico.

En el Reino Unido, solo Inglaterra ha iniciado la desescalada , con la reactivación económica de algunos sectores como los centros de jardinería, mientras Escocia, Irlanda del Norte y Gales se han desmarcado del plan del Gobierno de Boris Johnson, que consideran prematuro.