Última hora
This content is not available in your region

Josep Borrell: “El coronavirus ha traído una nueva amenaza que requiere más política de Defensa"

euronews_icons_loading
Josep Borrell: “El coronavirus ha traído una nueva amenaza que requiere más política de Defensa"
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Las fuerzas armadas tienen un nuevo enemigo, un virus llamado Covid-19. Los ministros de Defensa de la Unión Europea se han reunido para analizar hasta que punto están a preparados para combatirlo.

Un elemento clave de la lucha contra la pandemia es la interacción entre el ejército y los servicios de protección civil, por ejemplo, en la construcción de hospitales. Y algunos expertos denuncian que la cooperación transfronteriza no ha funcionado.

"El ejemplo del coronavirus nos muestra, desafortunadamente, que la Unión Europea no está lista en absoluto. Cada uno ha ido a la suya. Algunos países pidieron ayuda a otros países europeos y nunca la recibieron. Europa ha estado totalmente ausente en la lucha contra el coronavirus, se han impuesto la soberanía nacional y las políticas puramente nacionales", afirma Jean-Luc Gala, especialista en enfermedades infecciosas en la Universidad de Lovaina.

Consciente del problema, la Unión Europea ha puesto en marcha un Grupo de Trabajo (Task Force) que ha permitido movilizar unidades de varios ejércitos nacionales para transportar pacientes y suministros médicos de un país a otro, dentro de la Unión Europea. Se trata de una experciencia incipiente.

El objetivo final es fortalecer la capacidad de resistencia de la Unión Europea a las enfermedades infecciosas, incluso en el caso de que en el futuro se produjera un hipotético ataque virológico.

Y eso pasa por obtener los medios financieros necesarios en el próximo presupuesto comunitario.

"Espero que en este escenario, los recursos asignados a la política de Defensa y Seguridad no disminuyan, porque el coronavirus ha traído una nueva amenaza y requiere una política de Defensa y de Seguridad más fuerte, una Europa más fuerte en el mundo", explica Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea.

El segundo elemento clave para la seguridad pasa por garantizar la disponibilidad de los medicamentos y equipos médicos necesarios. Bruselas ha impulsado varias compras conjuntas. Pero en el futuro, debe aumentar su capacidad de producción y de almacenamiento.

"El grado de globalización que tenemos en este momento es algo que debemos reconsiderar. Por ejemplo, el hecho de que el 90% de las mascarillas se produzcan en China. Debemos evaluar cuidadosamente cuáles son los equipamientos importantes, las herramientas importantes, las industrias cruciales que necesitamos tener en Europa. Debemos asegurarnos de que, en caso de que la cadena de distribución global se desmorone de nuevo, no seremos tan vulnerables como lo hemos sido esta vez”, dice Hannah Neumann, eurodiputada alemana del Grupo de los Verdes.

Europa debe extraer lecciones de esta crisis. Porque la próxima pandemia no puede cogernos, otra vez, con la guardia baja.