EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Decenas de trabajadores de varios mataderos han dado positivo por coronavirus

Los países europeos intentan evitar nuevos focos de contagio
Los países europeos intentan evitar nuevos focos de contagio Derechos de autor Michael Probst/AP
Derechos de autor Michael Probst/AP
Por Francisco Fuentes con AFP, AP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Impedir los rebrotes masivos, tras la desescalada. Países como Francia o Alemania intentan contener los nuevos focos de contagio en varias empresas agroalimentarias.

PUBLICIDAD

Frenar cualquier posible nuevo foco de propagación del coronavirus. Ese el objetivo de los países europeos que como Alemania o Francia, avanzan en la desescalada.

Las autoridades francesas centran sus esfuerzos en limitar los contagios en un matadero del grupo agroalimentario Kermené, tras detectarse 69 nuevos positivos entre sus 800 trabajadores. Idéntica situación se ha producido en otro matadero de la empresa Tradival con 54 positivos entre sus 400 empleados.

Las empresas adaptan sus protocolos.

"Para los vestuarios ya han establecido separaciones. Son pequeños pero la gente tiene cuidado, saben de qué se trata porque ha habido muertes (por la enfermedad) y todo", comenta Lydie Hardouin, trabajadora de Tradival.

En Alemania, han cerrado una planta de elaboración de productos cárnicos tras confirmarse el positivo de 92 trabajadores. El problema además son los contactos de estos empleados. Muchos son extranjeros y viven en condiciones precarias en viviendas facilitadas por las propias empresas.

"Son apartamentos muy sencillos. Llenos de gente. Se puede imaginar a los bebés y a los niños que también viven allí, no nos podemos ni imaginar las circunstancias realmente. La gente vive allí y paga un alquiler. A menudo viven en apartamentos de la persona para la que trabajan, tienen una múltiple dependencia. Y el día que acaba su contrato tienen que dejar el apartamento", explica el padre Peter Kossen, fundador de la oenegé alemana Aktion Würde und Gerechtigkeit (Acción, Dignidad y Justicia).

El estricto confinamiento está dando un gran respiro a Europa, que puede relanzar su economía. Sin embargo, la desescalada puede dar al traste con todo el esfuerzo si se producen rebrotes masivos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ascienden a más de 1.300 los casos de covid en un matadero de Alemania

Nueva normalidad, antiguos conceptos de oficina

La violación grupal antisemita a una niña de 12 años conmociona a Francia en plena campaña electoral