Última hora
This content is not available in your region

Los gestores de riesgo vaticinan una recesión de larga duración

euronews_icons_loading
Los gestores de riesgo vaticinan una recesión de larga duración
Derechos de autor  BERTRAND GUAY/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Una larga recesión mundial, numerosas quiebras entre las grandes empresas o la interrupción de las cadenas de suministro. Son solo algunos de los temores que tienen los 347 gestores de riesgo encuestados por el Foro Económico Mundial acerca de las consecuencias económicas derivadas de la actual pandemia.

La mencionada recesión encabeza con claridad la encuesta, hasta el punto que dos de cada tres interrogados la da por hecho. En el extremo opuesto está la llegada de una nueva pandemia, con tan solo uno de cada tres encuestados apostando por tal cosa.

La directora gerente del Foro, Saadia Zahidi, confirmaba en Euronews que algunos de esos temores ya comienzan a ser una realidad: "El riesgo de un desempleo estructural prolongado, el riesgo de que las pequeñas y medianas empresas desaparezcan en sectores enteros aun cuando algunas de las empresas más grandes puedan sobrevivir, el riesgo de un nacionalismo económico potencialmente mayor y de un menor movimiento transfronterizo tanto de personas como de bienes... Todos ellos son riesgos bastante evidentes y que ya están empezando a aparecer", reconocía Zahidi.

El Foro presenta también un estudio con predicciones desoladoras, como los 500 millones de personas que están en riesgo de pobreza o una caída del 3% en el Producto Interior Bruto global.

"Hay que reconocer que quienes se han revelado como esenciales en el trabajo son esos trabajadores de las tiendas de comestibles, de los hospitales y de las escuelas", recordaba Zahidi, "áreas en la que debemos centrarnos tanto por ser claves en la resistencia de la sociedad como por tratarse de sectores que crean empleo".

Con todo, los encuestados remarcan que todas estas se basan en siempre en una misma certeza: lo impredecible de la actual situación. El coronavirus no acepta previsiones.