Última hora
This content is not available in your region

Riesgos de la vuelta al trabajo en Londres

euronews_icons_loading
Riesgos de la vuelta al trabajo en Londres
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

En el Reino Unido, volver al trabajo significa viajar, a menudo en tren, metro y autobús. El gobierno aconseja una distancia interpersonal de dos metros y el uso de mascarillas, aunque no es obligatorio.

Entonces, ¿cómo va a ser posible que los pasajeros estén a salvo en los concurridos medios de transporte los próximos días y semanas?

En Ealing Broadway, uno de los puntos clave del transporte de cercanías de Londres, el coronavirus ha provocado algunos cambios.

Hay disponible líquido desinfectante para las manos y se insiste a los viajeros que usen mascarilla y mantengan la distancia entre ellos. Pero es un consejo, no una ley.

¿Cómo podría estar cambiando la infraestructura alrededor de las estaciones?

Para el ferroviario Russell Jackson este es el panorama inmediato:"Creo que en adelante veremos más personal en las estaciones. Mas indicaciones de separación en las colas. Es posible que veamos como se revisan los billetes de entrada para que no se acunule gente en los andenes y vayan solo al tren para el que tienen billete".

El Gobierno británico recomienda no usar el transporte publico a quien pueda ir por sus medios al trabajo pero el impuesto diario por acceder al centro es ahora mayor de lo que costaba antes del confinamiento.

Resultado: autobuses y trenes llenos, saturados. y peticiones de que las máscaras sean obligatorias

El seceretario general swl sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios Mick Cash explica alguna de las contradicciones:"Resulta que un ferroviario en Eurostar que presta servicios a los pasajeros que van a Bruselas o París, debe usar mascarilla facial y los pasajeros también. Pero en cuanto baja del tren, puede tirarla a la basura e ir desde St Pancras, , a Nottingham en los trenes de East Midlands, sin mascarilla alguna".

En los autobuses, el distanciamiento social es más difícil de mantener. Tan solo en Londres han muerto 28 conductores de autobus desde que comenzó la pandemia

El gobierno también ha recomendado la bicileta para ir a trabajar. Ha dotado un fondo de 250 millones de libras para mejorar los carriles bici.

Pero esa no es la respuesta para todos, y ahora resulta que cuando más gente vuelve al trabajo van a subir el precio de los bulletes de los trenes de cercanías en Londres