Última hora
This content is not available in your region

La inmunidad al COVID-19 puede durar solo 6 meses, según un estudio

Técnico de laboratorio enseña los resultados de las pruebas para la vacuna de COVID-19
Técnico de laboratorio enseña los resultados de las pruebas para la vacuna de COVID-19   -   Derechos de autor  Sakchai Lalit/Copyright 2020 The Associated Press.
Tamaño de texto Aa Aa

Ya son más de 150.000 las personas que se han curado del coronavirus en España y han adquirido la inmunidad. Pero según científicos de la Universidad de Amsterdam, la inmunidad podría durar tan solo seis meses.

Este estudio pone en duda la viabilidad de los "pasaportes de inmunidad", que algunos gobiernos quieren entregar a los que han pasado el virus, ya que en teoría no podrían volverse a infectar y de esta forma podrían ayudar a la economía a recuperarse.

El estudio monitorizó a 10 hombres, que superan los treinta años, para determinar los niveles de anticuerpos que tienen tras superar la infección. La investigación se realizó en intervalos de tres o seis meses.

Lo que descubrieron fue que la duración de la inmunidad era "alarmantemente corta" y los científicos señalaron "reinfecciones frecuentes a los 12 meses de haber superado el virus y una reducción sustancial de los niveles de anticuerpos a los 6 meses".

Destacaron que las cuatro cepas de coronavirus son "biológicamente distintas" y "tienen poco en común". Lo que sí comparten es la corta inmunidad que generan los anticuerpos. Los científicos lo clasificaron como un denominador común para los distintos tipos de coronavirus.

"Si el SARS-CoV-2 se comportará como un coronavirus estacional en el futuro, se puede esperar un patrón similar", añade el estudio.

De esta forma, la investigación contradice la idea de algunos países de introducir los llamados "pasaportes de inmunidad" a las personas que se recuperaron. Dicho pasaporte les permitiría tanto viajar como relajar algunas de las medidas de distanciamiento social.

"Como la inmunidad se debilita hasta desaparecer a los 6 meses de la infección, la perspectiva de alcanzar la inmunidad de rebaño a través del contagio natural parece muy poco probable", advirtien los científicos.

El secretario de Sanidad de Reino Unido, Matt Hancock, anunció la semana pasada que el Gobierno está trabajando en un "sistema de certificaciones" para permitir que las personas que se han recuperado puedan reanudar ciertas actividades.

Añadió que las pruebas de anticuerpos que darían resultados en 20 minutos se están probando en 4.000 pacientes y que podrían extenderse a todo el país si son efectivas.

"El hecho de saber que tienen anticuerpos nos ayudará a entender si eso significa que existe un menor riesgo de coger o transmitir el virus", aseguró.

En Italia, un estudio a gran escala sobre la seroprevalencia - el nivel de un patógeno en la población - de COVID-19 comenzó el lunes.

El Ministerio de Sanidad y la Cruz Roja analizarán las muestras de sangre de 150.000 personas de 2.000 municipios en busca de anticuerpos.

A las personas con anticuerpos se les pedirá que se sometan a una prueba nasal de COVID-19 para determinar si tienen el virus y su nivel de contagio.

Por el momento, no se conoce ningún tratamiento o cura para el nuevo coronavirus, que ha dejado más de 345.000 fallecidos en todo el mundo, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins.

La Organización Mundial de la Salud, ha señalado que se están evaluando clínicamente 10 vacunas y otras 114 están en evaluación preclínica.

La Universidad de Oxford anunció la semana pasada que pasaba a la fase 2 de su vacuna y que se inscribirían más de 10.000 adultos y niños.