Última hora
This content is not available in your region

Se disparan los ataques y detenciones de periodistas en protestas contra la muerte de George Floyd

Agentes de policía empujan a un fotógrafo el sábado en Salt Lake City
Agentes de policía empujan a un fotógrafo el sábado en Salt Lake City   -   Derechos de autor  Rick Bowmer/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) exige a las autoridades y fuerzas de seguridad que dejen de atacar a los periodistas que cubren la histórica ola de protestas antirracistas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de agentes de policía en Mineápolis.

La aplicación Press Freedom Tracker, fundada por el CPJ ha llegado a contabilizar 125 ataques en sólo tres días. Algunos de ellos han sido filmados.

El sábado en Louisville, el reportero Christopher Bishop del canal L1C4 pudo grabar como agentes de policía dispararon a su equipo con un rifle de gases lacrimógenos. Nadie salió herido de gravedad.

También se contabilizan una veintena de arrestos de periodistas.

Sólo en las últimas horas se han producido siete detenciones.

El equipo de CNN en Minnesota el viernes a pesar de que se identificaron repetidas veces como periodistas y no fueron liberados hasta que el gobernador internvino personalmente.

"Estamos horrorizados por el continuo recurso a acciones duras y a veces violentas de la policía contra los periodistas que hacen su trabajo. Son violaciones directas de la libertad de prensa, un valor constitucional fundamental de los Estados Unidos", dijo el Director del Programa CPJ Carlos Martínez de la Serna en Nueva York. "Pedimos a los funcionarios locales y estatales que eximan explícitamente a los medios de comunicación de las regulaciones del toque de queda para que los periodistas puedan informar libremente."

El CPJ ofrece varios ejemplos de periodistas atacados con gases lacrimógeneos y otros materiales antidisturbios a pesar de haberse identificado a los agentes policiales. Incluso una periodista de la radio pública de Minnesota fue apuntada con las armas reglamentarias y los periodistas no bajaron las armas después de que se identificara.

"Realmente nunca he visto nada como esto": Reporteros y fotógrafos de noticias describen haber sido maltratados, arrestados y disparados con proyectiles mientras cubrían manifestaciones en todo el país, reporta el New York Times.

Muchos comentaristas se escandalizan porque esto, propio de regímenes autoritarios, esté ocurriendo en Estados Unidos, país defensor de las libertades y que a menudo critica estas actitudes frente a la prensa, más frecuentes en países como Rusia o China.

La prensa, objetivo de los manifestantes, también

Los periodistas también son atacados por los manifestantes. "Una consecuencia de años de diabilización de la prensa por parte de Donald Trump" según denuncia Reporteros Sin Fronteras en un comunicado.

En Atlanta, la sede de la CNN fue uno de los primeros lugares a los que acudieron los manifestantes el viernes.

Mike Stewart/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Manifestantes frente a la sede de CNN en Atlanta el viernes 29Mike Stewart/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

"La demonización de los medios de comunicación por parte del residente Trump durante años ha dado sus frutos, con la policía y los manifestantes apuntando a los periodistas claramente identificados con la violencia y las detenciones", dijo Christophe Deloire, secretario general de RSF. "Ha sido obvio durante mucho tiempo que esta demonización llevaría a la violencia física. RSF ha advertido sobre las consecuencias de esta hostilidad flagrante hacia los medios de comunicación, y ahora estamos siendo testigos de un brote de violencia sin precedentes contra los periodistas en los EE.UU.".

Uno de ellos fue el reportero del Fayetteville Observer Paul Woolverton, que filmaba actos de pillaje cuando fue atacado por los manifestantes.

Sharon Moyer/Sharon Moyer
El reportero Paul Woolverton muestra las lesiones en el hospital.Sharon Moyer/Sharon Moyer

"RSF hace un llamamiento a todas las autoridades estadounidenses para que garanticen la plena protección de los periodistas y honren los principios fundacionales del país en cuanto al respeto de la libertad de prensa", añadió Deloire.

Donald Trump volvió a cargar contra la prensa el domingo en una de sus andanadas de Twitter. "Los Medios Patéticos de comunicación están haciendo todo lo que pueden para fomentar el odio y la anarquía. Mientras todo el mundo entienda lo que están haciendo, que son FAKE NEWS y realmente gente malas personas con una agenda perversa, podemos superarles y seguir nuestro camino a la GRANDEZA".