Última hora
This content is not available in your region

La economía española sería la más perjudicada del G20 en caso de una segunda ola de la pandemia

euronews_icons_loading
La economía española sería la más perjudicada del G20 en caso de una segunda ola de la pandemia
Derechos de autor  Fernando Vergara/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La zona euro será la más afectada del mundo por la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. Las previsiones de la OCDE auguran un retroceso medio del 9,1% este año. España, Francia e Italia superarán el 11%, pérdidas por debajo de las que experimentará el Reino Unido (11,5%), que no está en la eurozona y sería el país europeo que más sufra el zarpazo del coronavirus.

Euronews
El Reino Unido sería el país europeo más perjudicado si solo hay una ola de la pandemiaEuronews

En comparación, como media, la economía mundial retrocederá más o menos la mitad, explica el secretario general de la Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ángel Gurría:

"En primer lugar, estamos hablando de menos del 6% para la economía mundial en 2020 si no se repite la pandemia. Si se produce una segunda ola, la contracción puede alcanzar el 7,5% o incluso más. Contemplamos más una recuperación en forma U que en forma de V".

Euronews
La media de la Eurozona subirá a un 11,5% en caso de una segunda ola de la pandemiaEuronews

Si hay una segunda ola, la eurozona cerraría el año como la región económica peor parada, con un retroceso medio del 11,5%, y España sería ahora el país más perjudicado, pues perdería un 14,4% de su PIB. El secretario general de la OCDE tiene claro qué camino debe seguir la UE:

"El futuro de Europa es la integración. Una Europa integrada estará mejor. El nivel de bienestar aumentará. Los sistemas de salud no son responsabilidad de la Comisión Europea, son responsabilidad de cada uno de los países. Así que, básicamente, se trata de diferentes políticas y diferentes formas de abordar los problemas lo que reflejan los número. Pero al final, ha tenido un enfoque bastante estable y diría que bastante generalizado".

Según Gurría, hay que asumir que el desempleo y la deuda pública crecerán de forma consecuente y que algunos países tardarán años en recuperar los niveles previos a la pandemia.