Última hora
This content is not available in your region

El Lada cumple 50 años con el futuro en "punto muerto"

euronews_icons_loading
El Lada cumple 50 años con el futuro en "punto muerto"
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Fue el coche soñado por millones de personas en el este de Europa. Poseer un Lada era la máxima aspiración de muchos ciudadanos, que, con frecuencia, tenían que esperar años para poder conseguir uno. En todo el bloque soviético se vendieron 17 millones de Ladas. En Hungría, donde se llamó Zhiguli, más de un millón. Ahora ha cumplido 50 años convertido en objeto de culto de coleccionistas y nostálgicos:

"Creo que la mejor sensación del Zhiguli, y de otros coches de esa época, es que sientes que eres tú quien conduce el coche, y no todos sus dispositivos. Es una experiencia especial, que a menudo es mejor que conducir un coche moderno y contemporáneo", explica Csaba Tompa, coleccionista de Budapest.

Sin embargo, el futuro de este emblema del pasado está en punto muerto. Cuando cayó el bloque soviético, la compañía Lada intentó dar el salto al mercado europeo. Tuvo cierto éxito con el NIVA, su modelo todoterreno. Sin embargo, la marca nunca llegó a cuajar y con el paso del tiempo para muchos conductores los Ladas se convirtieron en un sinónimo de mala calidad y tecnología obsoleta. El Lada 4x4 sale del mercado europeo por la puerta de atrás por no respetar la legislación sobre emisiones.

"La juventud de hoy nunca pensará en la palabra lujo cuando vea un Lada. Pero en los años 70, el Zhiguli 1500 era el coche de más prestigio de la época, con un interior de calidad y un reposabrazos en la parte trasera", concluye el reportero de euronews Ádám Magyar desde Budapuest.