Última hora
This content is not available in your region

Colombia reduce los cultivos de coca, pero la producción de cocaína sigue aumentando

euronews_icons_loading
Colombia reduce los cultivos de coca, pero la producción de cocaína sigue aumentando
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Después de alcanzar en 2017 un récord absoluto, los cultivos de coca retroceden en Colombia. El año pasado pasaron de 169.000 a 154.000 hectáreas, concentradas principalmente a lo largo de las fronteras con Venezuela y Ecuador, y en la costa del Pacífico, principal punto de salida de la cocaína hacia Estados Unidos.

El presidente Iván Duque atribuye la reducción de las plantaciones a la política integral contra las drogas de su gobierno.

"(Hubo) una reducción del 9 % del área sembrada de cultivos ilícitos, equivalente a cerca de 15.000 hectáreas, y que se convierte en la mayor reducción de cultivos ilícitos de los últimos seis años", destacó el mandatario.

El reverso de la moneda es que Colombia sigue siendo el principal productor de cocaína del mundo y que, si bien hay menos plantaciones de coca, estas están mejor explotadas, por lo que la cantidad de droga sigue aumentando. Colombia tuvo en 2019 un potencial de producción de unas 1.137 toneladas (lo que supone un aumento de 1,5 % respecto al año anterior) con un valor estimado de 1.900 millones de dólares.

Y luego están los daños medioambientales. Las plantaciones producen deforestación y el 30 % están en parques nacionales y reservas indígenas. Movimientos sociales denuncian que el Gobierno está abandonando el plan para que las comunidades rurales sustituyan voluntariamente los cultivos de coca, para dar prioridad al regreso de las aspersiones aéres con glifosato, que fueron suspendidas en 2015.