Última hora
This content is not available in your region

La otra nueva normalidad: ola de calor, incendios y 38 º C en el Círculo Polar Ártico

Izda: Niños bañándose a las afueras de Verkhoyansk, Siberia, que acaba de alcanzar el record de 38º C. Dcha: incendio captado por satélite en el Círculo Polar
Izda: Niños bañándose a las afueras de Verkhoyansk, Siberia, que acaba de alcanzar el record de 38º C. Dcha: incendio captado por satélite en el Círculo Polar   -   Derechos de autor  Olga Burtseva vía AP/ Copernicus Sentinel - Pierre Markuse
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras Europa Occidental aprende a convivir con la nueva normalidad impuesta por la pandemia de coronavirus, este fin de semana la localidad de Verkhoyansk alcanzó los 38º C, récord histórico absoluto y posible récord dentro del Círculo Polar Ártico. El episodio excepcional de calor, que se está concentrando principalmente en Siberia pero se extiende a otras regiones polares, está multiplicando los incendios en el Polo Norte.

La temperatura en Verkhoyansk, como en muchas zonas de esta latitud está sujeta a fluctuaciones importantes. En invierno, es uno de los lugares más fríos del planeta, pudiendo alcanzar los -50º C, pero en esta época del año la temperatura media es de unos 20º C, casi la mitad de lo que se midió el sábado. Por eso para los científicos lo más alarmante no es tanto el récord de temperaturas.

El problema es que Siberia lleva meses, al menos desde el pasado diciembre, con temperaturas por encima de lo habitual, como mostraba recientemente el Servicio para el Cambio Climático de la red europea Copernicus.

Esta ola de calor silenciada en parte por la omnipresencia de la pandemia de COVID-19 es una muestra más de la aceleración del cambio climático, según recuerdan desde Naciones Unidas.

Las temperaturas alcanzaron +38°C dentro del Círculo Polar Ártico el sábado, 17°C más cálidas de lo normal para el 20 de junio. El calentamiento global se está acelerando, y algunas partes del mundo se están calentando mucho más rápido que otras.

La meta de las cero emisiones de #RaceToZero es una carrera por la supervivencia.

Visualización vía @ScottDuncanWX

Freja Vamborg, científica principal del Servicio de Cambio Climático de Copernicus comenta: "Es sin duda una señal alarmante" recuerda que no es sorprendente porque el calentamiento global no es uniforme y las regiones polares están sufriendo cambios más acelerados que el resto del planeta "sin embargo, lo que es inusual en este caso es el tiempo han persistido las anomalías más cálidas que el promedio".

Algunas de las consecuencias han sido el deshielo temprano de algunos ríos de la región, entre dos y tres semanas antes de lo habitual, aunque la más dramática ha sido el derrame de carburante en Norilsk, que se considera en parte relacionado con el deshielo del permafrost, el suelo helado que cubre la región.

Copernicus, Servicio para el Cambio Climático
Anomalía de temperaturas en Siberia para mayo y entre diciembre y mayo (serie histórica)Copernicus, Servicio para el Cambio Climático

El deshielo del permafrost es un difícil rompecabezas para Rusia, donde muchas poblaciones y gran parte de la infraestructura de extracción petrolífera y de gas se ha construido contando con la estabilidad del suelo helado.

Además es un fenómeno que provoca la llamada retroalimentación en el cambio climático: el deshielo del permafrost -provocado por el cambio climático- libera gases de efecto invernadero, principalmente metano, que a su vez alimentan la aceleración del cambio climático.

Tanto los datos de Copernicus como los de la NASA coincinden en señalar el periodo de diciembre a mayo como el más cálido jamás registrado en la región de una serie histórica que se remonta a 1880.

Una temporada de incendios acelerada

Otra consecuencia de estas temperaturas extremas es la proliferación de incendios en estas zonas remotas y de difícil acceso.

Los últimos datos extraídos por el científico del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de la red europea Copernicus muestran que las radiaciones emitidas por los incendios son mucho mayores que la media habitual para esta época del año.

Mark Parrington. Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus
Radiación de los incendios en Siberia para 2020 (rojo) 2019 (amarillo) y media histórica (gris)Mark Parrington. Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus

Si la tendencia se mantiene, 2020 pasará a la historia como el año con peores incendios en la región. Las emisiones del mes de junio ya superan las de 2019, según revelaba en Twitter el propio Parrington mostrando un gráfico con las emisiones de carbono anuales para el mes de junio.

El humo de los incendios ocupa centenares de kilómetros como muestran las imágenes de satélite obtenidas por los expertos. No menos de 1.500 kilómetros según algunas estimaciones.

Unión Europea datos modificados de Copernicus Sentinel 3 obtenidos por Antonio Vecoli
El humo de los incendios siberianos captado por el satélite Sentinel 3 de la agencia europea CopernicusUnión Europea datos modificados de Copernicus Sentinel 3 obtenidos por Antonio Vecoli

La pasada temporada ya estuvo marcada por una oleada de incendios sin precedentes en Siberia, pero no empezaron tan pronto ni con tanta intensidad.

Algunos de los focos son realmente espectaculares como muestra esta imagen obtenida por el experto Pierre Markuse. El plano tiene unos de 37 kilómetros.

Contiene datos modificados del Copernicus Sentinel [2020], procesados por Pierre Markuse
Incendio forestal en el Distrito Autónomo de Chukotka, dentro del Círculo Polar Ártico, RusiaContiene datos modificados del Copernicus Sentinel [2020], procesados por Pierre Markuse

Las altas temperaturas en el Círculo Polar Ártico no se limitan a Siberia, aunque es allí donde son más extremas desde hace meses. El noreste de Canadá y Escandinavia también están viviendo un final de primavera y principio de verano excepcionalmente cálido, y comienzan a propagarse los primeros incendios de importancia.

La pluma total en altura de monóxido de carbono originado por el gran incendio de Quebec se extenderá por el Océano Atlántico en los próximos días según la última previsión del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de @CopernicusECMWF

Según los modelos metorológicos este calor excepcional en Siberia se mantendrá al menos durante las próximas dos semanas días.

Esta situación también está provocando un deshielo acelerado del Océano Ártico limítrofe con Siberia, en mínimos históricos para esta época del año.