Última hora
This content is not available in your region

Incendios en el Círculo Polar Ártico: junio ha sido mucho peor que en la temporada 'inédita' de 2019

Incendio en la República de Sakha, en Siberia, en el paralelo 77º, en pleno Círculo Polar Ártico.
Incendio en la República de Sakha, en Siberia, en el paralelo 77º, en pleno Círculo Polar Ártico.   -   Derechos de autor  Pierre Markuse. UE/ Datos modificados de Copernicus Sentinel 2020
Tamaño de texto Aa Aa

Junio comienza con mal pie para los bosques y tundras del Círculo Polar Ártico. Según los últimos datos de emisiones de carbono recogidos por los satélites de la red europea Copernicus, el mes de junio de 2020 supera con creces las emisiones generadas por los incendios en el mismo mes de la temporada 2019, la peor jamás registrada, especialmente en Siberia.

El científico del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera ha compartido las gráficas que muestran la diferencia. En total se han emitido 15 Megatoneladas de carbono, unas 59 Megatoneladas de CO2. Para hacerse una idea, es aproximadamente las emisiones anuales de Perú o Libia, y más que Portugal, según el ranking the Global Carbon Atlas.

Mark Parrington. Copernicus, Servicio de Vigilancia de la Atmósfera
Emisiones de carbono en el Ártico en junio.Mark Parrington. Copernicus, Servicio de Vigilancia de la Atmósfera

El día con más incendios fue precisamente el martes 30 de junio. O al menos el día en el que los incendios generaron una mayor radiación de calor, que pueden medir los satélites.

Mark Parrington. Copernicus, Servicio de Vigilancia de la Atmósfera
Radiación de incendios diaria en junio de 2020 (rojo) 2019 (amarillo) y media habitual (gris)Mark Parrington. Copernicus, Servicio de Vigilancia de la Atmósfera

Geográficamente la peor parte se la ha llevado Siberia pero ha habido incendios importantes en Canadá o Alaska. Para mostrar hasta qué punto estas dos temporadas son inhabituales, Mark Parrington ha creado una animación que muestra los focos en la región desde que comenzaron las mediciones por satélite. "El mapa de junio de 2020 muestra que la actividad de los incendios ha estado más al este en el Ártico siberiano que en 2019" dice Parrington, "con incendios más extendidos en las partes no árticas de Siberia oriental. Es muy sorprendente lo similar que ha sido la tendencia diaria de la actividad de los incendios en comparación con el 2019, especialmente porque los dos son tan inusuales respecto los datos que tenemos del resto de años" comenta.

Además esta semana se ha batido varias veces el récord del incendio más septentrional detectado nunca desde la era de los satélites, como mostraba la experta Annamaria Luongo. El último ha llegado casi hasta el paralelo 80º. Prácticamente a orillas del Mar de Laptev, en pleno Océano Ártico.

Annamaria Luongo/ Unión Europea, Copernicus Sentinel.
Imagen del incendio más septentrional jamás observado por satélite, a orillas del Océano Ártico.Annamaria Luongo/ Unión Europea, Copernicus Sentinel.

Por tercera vez en una semana se bate el récord del incendios más septentrional. Ayer 30 de junio el satélite Sentinel 2 de Copernicus detectó el nuevo incendio más septentrional (a 72.9N, 119.77E! #Siberia Registros "viejos"

Los incendios son un proceso natural del verano en Siberia, donde hay unas gigantescas diferencias de temperaturas entre el verano y el invierno. Sin embargo este año y el anterior la cantidad e intensidad de los incendios preocupa a los científicos.

Las tareas de extinción son muy difíciles o casi imposibles en áreas tan remotas, y el seguimiento de los focos sólo es posible por satélite.

Además preocupa la proliferación de incendios "zombies", capaces de permanecer encendidos en el permafrost durante el invierno y que se reactivan cuando vuelven las condiciones estivales.

Este año se ha producido una sucesión de meses con temperaturas más altas de lo normal en la región que están favoreciendo los incendios. Prácticamente desde diciembre, cada mes ha registrado temperaturas más altas que la media.

La semana pasada la localidad de Verkhoyansk alcanzó la cifra record de 38º C.

Se cree que el grave vertido de combustible del 29 de mayo en Norilsk pudo estar relacionado con las altas temperaturas, ya que el derretimiento del permafrost habría desestabilizado el terreno sobre el que se asentaba el depósito de gasoil.

Unión Europea. Datos de Copernicus Sentinel obtenidos por Annamaria Luongo
Vista de satélite del primer incendio en batir el record septentrional, el pasado día 27.Unión Europea. Datos de Copernicus Sentinel obtenidos por Annamaria Luongo