Última hora
This content is not available in your region

El fraude de los trabajadores indocumentados: "sin negros los italianos no podrían sobrevivir"

euronews_icons_loading
El fraude de los trabajadores indocumentados: "sin negros los italianos no podrían sobrevivir"
Derechos de autor  Alessandra Tarantino/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Pretendía ser una forma de llenar el déficit de trabajadores agrícolas causado por la COVID 19, pero la realidad es diferente.

Apenas 32.000 personas han solicitado en las dos primeras semanas de junio la amnistía para legalizar inmigrantes indocumentados. Aunque el plazo se ha retrasado hasta agosto, todavía está muy lejos del objetivo de 220.000 del Gobierno.

Cerca de 3.000 personas viven en este asentamiento informal fuera de Foggia. La mayoría de ellos trabajan en una de las muchas granjas de por aquí. Han estado trabajando sin parar durante el confinamiento, pero aún hoy sus condiciones no han cambiado.

"No tenemos opciones, tenemos que comer, tenemos que ganarnos la vida de alguna manera y no queremos robar. Pero estamos trabajando como esclavos aquí, sin contrato", dice Kenneth, un trabajador ghenés.

El decreto establece que en algunos casos los empleadores pueden solicitarlo en nombre de los trabajadores y pagar una tarifa plana de 500 euros, pero la práctica no es común. Kenneth recuerda que trabajan "muy duro, pero ninguno de nuestros jefes quiere echarnos una mano para solicitarlo".

Sin papeles no se puede hacer nada, no se pueden pagar impuestos, y cuando se hace un trabajo no declarado es el jefe el que se lleva todo el dinero, sin negros los italianos no podrían sobrevivir

Vivir aquí es una experiencia terrible. No hay baños, y han estado sin agua durante varios años, el suministro de agua sólo se proporcionó por primera vez hace unos meses.

"Hay 10 inmigrantes durmiendo en una habitación. Si el coronavirus llega aquí, ¿qué vamos a hacer? Vamos a morir todos", teme Kenneth.

Mikael ha estado tratando de conseguir papeles durante 7 años. Como muchos de estos trabajadores agrícolas, sólo recibe 3 euros por hora, muy por debajo del salario mínimo. "Sin papeles no se puede hacer nada, no se pueden pagar impuestos, y cuando se hace un trabajo no declarado es el jefe el que se lleva todo el dinero, sin negros los italianos no podrían sobrevivir"

Se ha estimado que sólo 50 personas de las 3.000 que viven en el gueto han presentado una solicitud. Muchos acuden diariamente a una oficina del sindicato local para informarse sobre las nuevas medidas. "Le llevé este papel a mi jefe y cuando se lo entregué, me dijo que no tenía nada que ver con ese papel", lamenta uno de los afectados.

Según este sindicato, la desventaja del decreto es que tiene demasiados requisitos. A día de hoy, sólo un número limitado de empleadores han solicitado una consulta. En algunos casos son los trabajadores los que pagan y no los empleadores como debería ser.

Diego de Mita, presidente de "Anolf Foggia", reconoce no saber en realidad quién paga al final, si son los empleadores o los trabajadores, "lo que significa que al final pagan para tener papeles".

En las próximas semanas el decreto se convertirá en ley, pero aún quedan dudas sobre si las enmiendas al proyecto de ley ayudarán finalmente a estas personas a tener una vida mejor.