Última hora
This content is not available in your region

Angela Merkel urge a aprobar el Plan de Recuperación antes de la pausa estival

Angela Merkel urge a aprobar el Plan de Recuperación antes de la pausa estival
Derechos de autor  Michael Sohn/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Una Angela Merkel muy europeísta ha pedido solidaridad ante el Parlamento Europeo.

La canciller alemana ha llegado al hemiciclo equipada con una mascarilla, un recordatorio de la gravedad de la crisis que ha dejado la pandemia.

Ante los eurodiputados, ha defendido la necesidad de aprobar el Plan de Recuperación lo antes posible, antes de la pausa estival, y ha insistido en la importancia de que salga adelante el paquete de 500 mil millones de euros en subvenciones a fondo perdido.

"La solidaridad en la crisis no es sólo un gesto humanitario, es también una inversión de futuro”, ha dicho Merkel. "No debemos ser ingenuos. En muchos Estados miembro, los enemigos de Europa esperan beneficiarse de esta crisis. Tenemos que mostrar a todos el valor añadido de trabajar juntos en la Unión Europea. Tenemos que demostrar que el nacionalismo no significa más control sino menos control. Solo actuando juntos podemos proteger y fortalecer Europa".

Una clara mayoría de grupos políticos le han expresado su apoyo. Entre ellos Iratxe García, la líder del grupo Socialista en la Eurocámara.

Desde el grupo de Los Verdes, le han agradecido que Alemania haya dejado atrás la política de austeridad que marcó la anterior crisis. A lo que Merkel ha respondido diciendo que las circunstancias han cambiado.

"Esta crisis es completamente diferente. Esta crisis no ha sido causada por ningún país, la ha provocado un virus, no es culpa de nadie, pero ha afectado a todos de manera diferente. Se necesita una respuesta completamente diferente. Y es por eso que solicito apoyo para el Plan de Recuperación", ha concluido la canciller.

Los jefes de Estado y de Gobierno se reunirán la próxima semana para llegar a un acuerdo sobre este plan impulsado por París y Berlín. Y la canciller alemana ha instado a todos los Estados miembro ha trabajar para alcanzar una solución de consenso.

En la mesa de negociaciones también se hablará del futuro presupuesto europeo plurianual. Y algunos eurodiputados han aprovechado para pedirle más control en la distribución de fondos europeos. Quieren que se vincule al respeto del Estado de derecho. Y eso incluye a algunos miembros de la familia política de la propia Merkel.

"Actualmente, demasiados líderes europeos siguen torpedeando el proyecto europeo y todo lo que representa. Y el ejemplo perfecto es el primer ministro húngaro Viktor Orbán, que pertenece a su familia política. Pero no es el único. Y ha llegado la hora de apretar a los que quieren cambiar el curso de la historia. Ha llegado la hora de condicionar los fondos europeos al respeto del Estado de derecho", ha dicho Dacian Ciolos, el líder del grupo liberal Renovar Europa.

Otros han presionado a Merkel para que trabaje con el objetivo de dotar a Europa de recursos propios de cara al próximo presupuesto, lo que pasa por la introducción de una tasa digital. Pero también le han pedido que luche contra la ingenieria fiscal que facilita la evasión de impuestos, incluso si afecta a empresas europeas.

"Alemania debe dejar de bloquear proyectos importantes en el Consejo. Además del impuesto digital, debe faciliatar los informes país por país que son muy importantes para abordar la evasión fiscal de las grandes empresas", le ha espetado Martin Schirdewan, desde la bancada de la Izquierda Unitaria.

Con su intervención ante el Parlamento Europea, Merkel ha marcado el inicio de la presidencia alemana del Consejo. Seis meses durante los cuales no sólo tendrá que hacer frente a la recesión económica, también se ha propuesto luchar contra el cambio climático y promover la digitalización de Europa.