Última hora
This content is not available in your region

Borrell ve "lamentable" convertir Santa Sofía en mezquita

euronews_icons_loading
Borrell ve "lamentable" convertir Santa Sofía en mezquita
Derechos de autor  Francois Lenoir/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Instituciones internacionales, cristianos ortodoxos y laicos de todo el mundo lamentan la decisión turca de convertir Santa Sofía en mezquita.

El presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, firmó este viernes un decreto para convertir en mezquita la antigua basílica bizantina de Santa Sofía en Estambul, función que ya cumplió durante el Imperio Otomano.

Poco después declaró: "Como todas nuestras mezquitas las puertas de Santa Sofía estarán abiertas de par en par para turcos y extranjeros, musulmanes y no musulmanes".

La decisión de Erdogan que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado inmediatamente después de conocerse la sentencia del máximo tribunal administrativo turco, quita las competencias de gestión del edificio al Ministerio de Cultura y Turismo, al que le correspondía hasta ahora.

La UNESCO lamentó "profundamente la decisión de las autoridades turcas, tomada sin discusión previa", y pide que se mantenga el valor universal del Patrimonio Mundial

El jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell califica en un comunicado de "lamentable" la decisión de Erdogan. Le recuerda que "como miembro fundador de la Alianza de Civilizaciones, Turquía se ha comprometido a promover el diálogo interreligioso e intercultural y a fomentar la tolerancia y la coexistencia".

El analista de Oriente Medio Soner Cagaptay, del Washington Institute, explicó: "Santa Sofía va a ser una mezquita, la popularidad de Erdogan estará ahí, probablemente tendrá un aumento de varios puntos porcentuales. Creo que cualquier incremento será efímero y menor. Pero el daño que le hará esta conversión a la marca país de Turquía será irreversible y significativo".

El patriarca de la Iglesia rusa, Kiril, había pedido esta semana a Turquía mantener el estatus neutral de la basílica de Santa Sofía.

La Iglesia ortodoxa rusa lamentó este viernes la decisión turca de convertir en mezquita la antigua basílica bizantina de Santa Sofía en Estambul y advirtió de que este paso puede tener "graves consecuencias" para la civilización.

El arzobispo metropolitano Hilarión, portavoz del Patriarcado de Moscú, consideró la decisión turca "un golpe" para los cristianos ortodoxos de todo el mundo y cree que "afectará de forma negativa la relación de Turquía con el mundo cristiano".