Última hora
This content is not available in your region

El uso obligatorio de la mascarilla se extiende por Europa

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
El uso obligatorio de la mascarilla se extiende por Europa
Derechos de autor  ZAKARIA ABDELKAFI/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Poco a poco, Europa va obligando a sus ciudadanos a cubrirse el rostro. Inglaterra impondrá el uso de la mascarilla en comercios y supermercados a partir del próximo día 24. Esta medida está en línea con Escocia y países europeos como España, Italia y Alemania, donde su uso se extiende cada vez más ante el temor de una nueva ola de la pandemia de covid-19.

La sanción por no llevar mascarilla en Inglaterra será de 100 libras, 110 euros. El ministro británico de Salud, Matt Hancock, explicó ante la Cámara de los Comunes que los empleados de los comercios "han sufrido de forma desproporcionada esta crisis. La mortalidad entre ellos es un 75 por ciento más alta entre los hombres y un 60 por ciento entre las mujeres que en la población general", señaló.

Francia también obligará a usar mascarilla en lugares cerrados

Francia también va a obligar a llevar mascarilla en todos los lugares cerrados. Así lo anunció el presidente Emmanuel Macron, tras asitir al desfile del 14 de julio, fiesta nacional, convertido este año en un emotivo homenaje a los sanitarios, los héroes de una pandemia que ha dejado más de 30.000 muertos en el país.

Austria veta los vuelos desde los países de los Balcanes

Tras un periodo de franca apertura económica y de fronteras, Europa se está viendo forzada a dar marcha atrás para protegerse de los casos importados. Austria, por ejemplo, acaba de vetar los vuelos procedentes de los países del área de los Balcanes, como Serbia, Albania, Rumanía, Bulgaria o Moldavia, donde el virus progresa de forma importante. También quedan prohibidos hasta finales de mes los vuelos procedentes de Egipto.

En un tono más ligero, en un restaurante de Kósovo han encontrado una solución suave y con un punto de ternura para hacer respetar entre sus clientes la distancia social: colocar grandes osos de peluche, del tamaño de personas, sentados a las mesas, para establecer una separación física entre los clientes.

Kósovo es otro país de los Balcanes en el que aumentan los casos. Aunque el ejemplo más notable es el de Serbia, donde un intento del Gobierno de imponer el cierre dio pie a violentas manifestaciones.