Última hora
This content is not available in your region

Coronavirus: ¿Dónde están aumentando las tasas de infección en Europa?

Coronavirus: ¿Dónde están aumentando las tasas de infección en Europa?
Derechos de autor  Giannis Papanikos/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Suecia, Portugal y Bulgaria tienen algunas de las tasas más altas de nuevas infecciones de COVID-19 en la Unión Europea, según los últimos datos.

De acuerdo con los datos publicados el sábado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), cuatro estados miembros de la UE tienen actualmente una tasa de incidencia de más de 40 casos por cada 100.000 habitantes.

Luxemburgo tiene la más alta con un promedio de 136,5 casos por cada 100.000 habitantes reportados en los 14 días anteriores.

Pero el pequeño estado sin litoral ha reportado sólo una muerte de COVID-19 en los últimos quince días. Su número acumulado de 14 días de muertes relacionadas con el virus por cada 100.000 habitantes es, por lo tanto, de sólo 0,2.

En cambio, Suecia tiene menos de la mitad de la tasa de infecciones - 57,3 por cada 100.000 habitantes - pero la tasa más alta de muertes acumuladas en el bloque con 1,9.

En los últimos 14 días, Estocolmo ha informado de 6.642 nuevas infecciones y 208 muertes. Desde el comienzo del brote en marzo, el país ha registrado más de 77.280 casos y 5.619 muertes.

Suecia ha sido criticada por otros Estados miembros por haber sido el país europeo más laxo a la hora de imponer medidas estrictas de confinamiento para frenar la propagación del virus, ya que la mayoría de las escuelas y negocios, incluidos bares y restaurantes, permanecieron abiertos durante toda la crisis sanitaria.

A finales del mes pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó a Suecia en una lista de 11 países europeos que estaban atravesando un "resurgimiento muy significativo" del virus, a lo que el país se opuso firmemente.

El epidemiólogo jefe Anders Tegnell argumentó en ese momento que el aumento del número de casos se debía a más pruebas y a que el número de pacientes en cuidados intensivos estaba disminuyendo.

Después de Suecia, Portugal y Bulgaria tienen el mayor número acumulado de muertes por COVID-19 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, con un 0,8.

En la quincena anterior, las autoridades de Sofía han informado de 65 muertes por COVID-19, lo que representa más del 20% del total de muertes del país, que asciende a 297.

El número de infecciones aumentó en 3.127, lo que representa el 37% del número total de infecciones observadas en Bulgaria desde el comienzo del brote (8.442). Con ello, la tasa de infección de las dos últimas semanas se elevó a 42,1.

Mientras tanto, en Portugal, la tasa de infección de 14 días se sitúa ahora en 47,9, con casi 5.300 nuevos casos notificados en ese período. Otras 95 personas también han perdido la vida por el virus.

En total, se han registrado 1.682 muertes y 48.077 casos.

El gobierno portugués tomó medidas rápidas y drásticas al principio de la crisis sanitaria que permitieron al país evitar el destino de su vecina España, donde el virus se cobró 28.420 vidas.

Algunas partes de la capital, Lisboa, fueron cerradas de nuevo el 1 de julio debido a un aumento de los casos en los que los residentes sólo podían salir para comprar productos de primera necesidad como alimentos y medicinas. Las reuniones de más de cinco personas también siguen estando prohibidas en estas zonas.

¿Cuál es la situación de los rebrotes en España?

Nuevos focos de coronavirus se suceden en España con centenares de contagiados, sobre todo en Cataluña, mientras las autoridades restringen actividades sociales, recomiendan comportamientos responsables y obligan al uso de mascarilla en todos los lugares públicos y bajo cualquier circunstancia en la mayor parte del país.

El Ministerio de Sanidad notificó el viernes pasado 628 contagios en un día, la cantidad más alta desde el fin del estado de alarma, el 21 de junio.

Los gobernantes regionales tratan de impedir reuniones, concentraciones y celebraciones masivas, pues varios de los rebrotes tienen origen en este tipo de aglomeraciones, incluso tuvieron que cerrar el acceso a playas saturadas, muy concurridas estos días de calor y en plena temporada alta de vacaciones veraniegas.

Cataluña extendió este domingo las medidas ya aplicadas para contener los brotes de la COVID-19 en la zona metropolitana de Barcelona y dos comarcas de la provincia de Gerona, a los otros dos municipios de la comunidad. De momento no se plantea el confinamiento perimetral de Barcelona.

Aragón (noreste) es la segunda región con más casos tras Cataluña (son territorios limítrofes); preocupa especialmente la ciudad aragonesa de Zaragoza y su entorno debido al incremento de las transmisiones comunitarias.

En la región de Andalucía (sur), el foco más numeroso de los últimos días es el de Córdoba, que obligó a aislar y seguir a casi 700 contactos de 73 contagiados en una fiesta de fin de curso celebrada el pasado 10 de julio.

En la región Valenciana (este) hay veinte brotes de coronavirus activos y se ha cuadruplicado la cifra de casos positivos en el tramo de edad entre los 20 y 40 años. Las actividades de ocio nocturno se suspendieron en la localidad costera de Gandía, famosa por sus playas y muy frecuentada por turistas de Madrid y otras regiones.