Última hora
This content is not available in your region

Pena simbólica al exguarda de un campo de exterminio nazi

euronews_icons_loading
Pena simbólica al exguarda de un campo de exterminio nazi
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Dos años en régimen de libertad vigilada es la condena impuesta por la Audiencia de Hamburgo a Bruno Dey, de 93 años.

Una sentencia dictada por el código penal aplicable a menores de edad ya que el acusado tenía 17 años cuando sucedieron los hechos.

Ha sido encontrado culpable de complicidad en los 5.232 asesinatos cometidos en el tiempo en que estuvo de servicio, no como responsable direcyo de ninguna de estas muertes, sino por no haber rehuido servir al aparato nazi.

La fiscalía recibió la plena colaboración del procesado, lo que confirmó su portavoz Nana Frombach,"El acusado proporcionó información sobre sus actividades en el campo de concentración de Stutthof, sin la cual las investigaciones de la fiscalía no podrían haberse llevado a cabo ".

La defensa pidió la libre absolución, mientras que la fiscalía había solicitado tres años.

Dey aseguró que no prestó servicio voluntariamente, sino que fue reclutado forozosamente por las SS y destinado a ese Stutthof con 17 años.

Las muertes imputadas correspondían al periodo en que sirvió Dey en Stutthof, un campo cercano a Gdanks, en la Polonia ocupada por Alemania, donde según los historiadores murieron asesinados cien mil presos.