Última hora
This content is not available in your region

Bruselas vigilará posibles fraudes en el reparto de fondos europeos

euronews_icons_loading
Bruselas vigilará posibles fraudes en el reparto de fondos europeos
Derechos de autor  John Thys/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El fondo de recuperación acordado por la Unión Europea para relanzar la economía comunitaria genera varios desafíos. Por un lado está el temor a que multipliquen los fraudes. Por otro, que salte por los aires el Estado de derecho en países como Hungría o Polonia.

"La protección de nuestro presupuesto y el respeto al Estado de derecho van de la mano. Debemos hacer todo lo posible para proteger el dinero europeo intensificando la lucha contra el fraude", afirmaba la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Según la Oficina Europea de lucha contra el fraude, es en proyectos europeos de gran escala, principalmente en el sector de las infraestructuras y la investigación donde más fraudes se producen. La agencia ha establecido un centro para cooperar y compartir información sobre delitos fiscales transfronterizos.

"Los estafadores se sentirán atraídos por la enorme cantidad de dinero que se va a poner a disposición. Pero si se hace lo correcto, no tiene que por qué darse necesariamente un mayor fraude. Una de las cosas que estamos tratando de hacer para evitarlo es prevenir", aclaraba Ernesto Bianchi, Director General Adjunto en funciones, de la OLAF (Oficina Europea de lucha contra el fraude).

El cumplimiento del Estado de derecho como condición para beneficiarse del presupuesto

La Fiscalía Europea también teme que los fondos no se destinen correctamente a y vayan a parar a actividades con fines ilícitos. Pero sin duda, una de las grandes preocupaciones es que el dinero cuente más que el respeto por la ley.

"Tan solo el hecho de estar hablando sobre la interpretación que tiene el Consejo sobre el estado de derecho es negativo en sí mismo. Todos sabemos que el texto ha perdido fuerza y está sujeto a muchas interpretaciones por parte de los periodistas, los líderes europeos y profesores de derecho. El Parlamento no tiene dudas, esto debe de aclararse antes de acordar el presupuesto", analizaba la eurodiputada holandesa Kati Piri.

Es la primera vez que el Consejo Europeo habla de condiciones para que un país pueda beneficiarse del presupuesto. Pero para países como Hungría, los asuntos asuntos financieros no tienen nada que ver con los estándares europeos.

"Es una gran victoria. El Estado de derecho y la protección de los intereses financieros de la Unión Europea no están conectados", afirmaba el eurodiputado húngaro del Grupo de los Populares, Tamás Deutsch.

Algunos expertos como Nicholas Aiossa, Director Adjunto en Transparency International, opinan que los líderes europeos han engañado en realidad a Hungría y Polonia a firmar la declaración final, lo que abre el camino para que la Comisión introduzca medidas estrictas.

"Es sumamente positivo que el Consejo haya llegado a la conclusión de que es necesario proteger esos fondos mediante condiciones y medidas más estrictas contra el fraude. Lo que no está tan claro es cómo eso se vincula con el estado de derecho. Depende de la interpretación que le dén, ya sea pesimista u optimista".

De ponerse en marcha estos mecanismos no estarían listos para cuando se hagan los primeros pagos del nuevo presupuesto a principios de 2021.