Última hora
This content is not available in your region

"Los baches" del Brexit generan malestar entre automovilistas y camioneros en la isla de Irlanda

euronews_icons_loading
Camiones en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte
Camiones en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Cruzar la frontera entre las dos Irlandas ha sido un gesto banal que cientos de camioneros y miles de automovilistas han realizado casi a diario durante años sin perder ni un minuto de su tiempo. A partir del próximo 1 de enero, como consecuencia del Brexit, supondrá entrar o salir de la Unión Europea (UE), lo que implica cambios drásticos en la cobertura de los seguros de automóviles. La llamada tarjeta verde será obligatoria en todos los vehículos:

"Será otra capa más de burocracia. Algunos del sector de los seguros, me dicen que los certificados actuales ya tienen incluida la tarjeta verde, pero si las compañías empiezan a cobrar por esto y si hay un límite en la duración de esas tarjetas verdes, todo se sumará a la carga que ya soportan los transportistas por culpa del Brexit", se queja John Martin, de la Road Haulage Association (Asociación británica de Transportes de Carretera).

Aunque los automovilistas no deberán obtener un permiso de conducir internacional, en la ciudad fronteriza norirlandesa de Newry preocupa la regulación de las tarjetas verdes:

"Trabajo en el sur, pero vivo en el norte, así que viajo arriba y abajo todo el tiempo. Sería un fastidio tener que solicitar esto y también la frecuencia con que haya que solicitarlo. Sería una preocupación más", afirmaba un conductor.

"Como ciudadano irlandés con pasaporte irlandés, me preocuparía tener que mostrar mi documentación para cruzar la frontera", añadía otro.

"Va a añadir un coste adicional a las compañías de seguros, con más burocracia y papeleo. Al otro lado de la frontera habrá más controles, una carga de trabajo extra en el momento en que menos se necesitan", reflexionaba un tercer ciudadano.

En lo que respecta al Gobierno de Irlanda, es probable que estos cambios sean los primeros de muchos que están por llegar:

"El Brexit conlleva cambios, muchos indeseados por la mayoría de nosotros. Desafortunadamente, esos cambios van a ser difíciles para la gente de ambos lados de la frontera. En cuanto a la cuestión de la tarjeta verde para el seguro, un requisito de la Comisión Europea para los coches que vienen de fuera de la Unión Europea, podría cambiar, pero todavía no tenemos indicios de que vaya a ser así", explica el ministro de Irlanda para Asuntos de la UE, Thomas Byrne.

"El plan para introducir un sistema de tarjeta verde para los automovilistas del Reino Unido que van al sur, a la República de Irlanda, depende de que el Reino Unido alcance o no un acuerdo transitorio con la UE. Muchos automovilistas del norte temen que se añadan más trámites burocráticos a sus viajes diarios, pero esto es quizás una muestra de lo que está por llegar", concluía el reportero Ken Murray para euronews.