Última hora
This content is not available in your region

La opositora bielorrusa Sviatlana Tsikhanouskaya "a salvo" después de huir a Lituania

euronews_icons_loading
La candidata opositora Svetlana Tsikhanouskaya durante un mit´ín
La candidata opositora Svetlana Tsikhanouskaya durante un mit´ín   -   Derechos de autor  Sergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La principal candidata de la oposición de Bielorrusia está "a salvo" después de huir de su país hacia Lituania, según el Ministro de Asuntos Exteriores lituano.

Linas Linkevicius confirmó en un tweet el martes por la mañana que la ex profesora de inglés, Sviatlana Tsikhanouskaya, había llegado a su país.

Tsikhanouskaya llega solo horas después de acudir a la Comisión Electoral de Bielorrusia para solicitar formalmente un recuento de las elecciones presidenciales del domingo, rechazando los resultados oficiales, que dan al autoritario Alexander Lukashenko una amplia mayoría.

Al salir de la oficina de la Comisión, la ex profesora de inglés dijo que también había tomado "la decisión" de estar con sus hijos - pero no entró en detalles.

Tsikhanouskaya, una novata política que presentó su candidatura a la presidencia después de que su marido, un bloguero de la oposición, fuera encarcelado, había dicho al electorado que existían rumores de un resultado "absolutamente opuesto" al de la votación del domingo. "Estamos reuniendo pruebas de falsificaciones", explicaba Tsikhanouskaya, que continuaba: "Tenemos gente que está oficialmente preparada para confirmar las falsificaciones en los colegios electorales”.

Mientras tanto, los agentes de policía usaban granadas aturdidoras y balas de goma el lunes para hacer retroceder a miles de manifestantes que inundaban las calles de todo el país por segundo día consecutivo.

Leer más | La UE condena la represión de las manifestaciones en Bielorrusia que registran su primer fallecido

Según una portavoz del Ministerio del Interior, un hombre murió en la última manifestación después de que un artefacto explosivo detonara en sus manos.Docenas de personas resultaron heridas, mientras que otras 3.000 fueron detenidas, 1.000 en la capital Minsk.

AP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Police officers kick a demonstrator on the ground, during a mass protest following presidential election in MinskAP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

En las protestas, que tuvieron lugar en Minsk, Brest, Mogilev y Vitebsk, la gente gritó "¡libertad!" y "¡viva Belarús!" mientras la policía se movilizaba para dispersarlos violentamente.

Junto con muchos bielorrusos que han descartado la victoria abrumadora de Lukashenko como una farsa, varias potencias occidentales también han expresado dudas sobre el resultado.

También han expresado fuertes críticas a la represión policial contra los manifestantes.

Pero los funcionarios electorales de Bielorrusia sostienen que el líder de larga data obtuvo más del 80% de los votos el domingo, dejando a su principal rival con sólo el 10%.

La victoria de Lukashenko marcará el sexto mandato de este hombre de 65 años, que ha gobernado la antigua nación soviética con mano de hierro durante más de un cuarto de siglo.

Apodado "el último dictador de Europa", advirtió el lunes que no temería seguir usando la fuerza contra los manifestantes, a los que apodó "ovejas".

Dijo: "No permitiremos que destrocen el país", mientras afirmaba que la oposición se dirigía desde Polonia y la República Checa, junto con la posible ayuda de Ucrania y Rusia. "Dirigen desde el cuartel general [de la oposición] donde esas ovejas no entienden lo que quieren de ellas", añadió.

El Ministro de Relaciones Exteriores checo, Tomas Petricek, ha negado la acusación. Bielorrusia tiene una larga historia de violentas medidas de represión de la disidencia, en la que los manifestantes fueron golpeados después de unas elecciones en 2010, en las que también fueron detenidos seis candidatos.

Sergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tsikhanouskaya, candidata a las elecciones presidenciales, habla en una conferencia de prensaSergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

Teniendo esto en cuenta, Tsikhanouskaya había pedido una noche "pacífica" cuando llegaron los resultados durante el fin de semana, y dijo que esperaba que los oficiales no usaran la fuerza.

La ex profesora de inglés puede no tener ninguna experiencia en política, pero ha logrado unir a los grupos de oposición bajo su nombre y ha atraído a decenas de miles de personas a sus mítines después de haber surgido como una candidata poco probable para enfrentarse a Lukashenko.

Llegó después de que otros dos oponentes, Viktor Babariko y Valery Tsepkalo, tuvieran sus candidaturas rechazadas.

Babariko es el director de un banco de propiedad rusa y ha sido encarcelado por cargos que, según él, son políticos, mientras que Tsepkalo es un empresario y ex embajador en los Estados Unidos, que huyó a Rusia con sus hijos por temor a ser arrestado.

La esposa de Tsepkalo, Veronika, se quedó atrás para convertirse en un miembro destacado de la eventual campaña presidencial de Tsikhanouskaya, pero ella también huyó del país el domingo por temor a su seguridad.